stop

Repsol gana 1.056 millones hasta junio, el 65% más gracias a la mejora del negocio de extracción y la subida de precios

Xavier Alegret

Antonio Brufau, presidente de Repsol, que informó sobre los riesgos económicos de la crisis en Cataluña. Foto: EFE-CM/Archivo

Barcelona, 27 de julio de 2017 (09:39 CET)

Repsol ganó 1.056 millones de euros en el primer semestre del año, el 65% más que en el mismo periodo de 2016, y obtuvo un ebitda de 3.108 millones, el 29% más, según comunicó a la CNMV. Este crecimiento se produjo gracias a la mejora de su negocio de exploración y extracción. La compañía que preside Antoni Brufau lo logró produciendo menos barriles de petróleo, como adelantó hace unos días al mercado.

La petrolera española ganó 339 millones con su negocio upstream (exploración y extracción), cinco veces más que en el primer semestre del año pasado, mientras que el negocio downstream (incluye refino, gas, química, lubricantes y el resto de áreas) se mantuvo plano en un beneficio de 929 millones. Así, el resultado neto ajustado fue de 1.126 millones, el 23% más, que con los efectos patrimoniales y otros resultados, arrojaron el resultado neto de 1.056 millones.

Repsol mejoró su negocio de extracción pese a producir menos. La producción media del primer semestre fue de 684.900 barriles diarios, el 3% menos. La compañía subrayó que este descenso va en línea con sus previsiones. La claves del crecimiento del resultado upstream estuvieron en una mejora de los precios internacionales de referencia, al plan de eficiencia y sinergias en marcha y al reinicio de la actividad en Libia. Además, Repsol puso en marcha dos yacimientos en Brasil, aumentó producción en Perú y descubrió nuevos yacimientos en Alaska y Trinidad y Tobago.

Repsol reduce su deuda a 7.477M, o lo que es lo mismo, 1,2 veces su ebitda, la mitad que hace un año

Por su parte, el negocio downstream fue “el gran generador de caja de la compañía”, según destacó la compañía dirigida por Josu Jon Imaz, que subrayó también la mejora de las áreas de refino y química.  

Repsol redujo sensiblemente su deuda neta, que a 30 de junio era de 7.477 millones, el 36% menos que un año antes. Junto con el crecimiento del ebitda, la compañía recortó a la mitad su ratio de deuda respecto a ebitda, pasando de 2,4 veces a 1,2. Los mercados, que se mostraron cautelosos ante el descenso de la producción, han aplaudido los resultados de Repsol, que ha abierto la sesión en el IBEX subiendo un 1,6%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad