Seat vende el 10% más en 2014 gracias al León y el Alhambra

stop

La firma española entregó 390.500 vehículos el pasado ejercicio, el mejor resultado en el grupo desde 2007

Cristina Farrés

El presidente de Seat, Jürgen Stackmann, junto al León, que se produce en la factoría de Martorell
El presidente de Seat, Jürgen Stackmann, junto al León, que se produce en la factoría de Martorell

Barcelona, 09 de enero de 2015 (11:45 CET)

Seat vendió 390.500 vehículos en 2014, el 10% más que el ejercicio anterior. La firma presidida por Jürgen Stackmann celebra que es la mejor cifra de comercialización desde 2007 y que si se repasan las cifras de los últimos dos años, cuando la ofensiva de producto ha sido más agresiva con el cambio de diseño que representa el León, las entregas se han disparado el 21,7% (casi 70.000 entregas más que en 2012).

La evolución positiva de la marca descansa casi exclusivamente en este modelo, cuyas ventas han avanzado el 49,9% hasta las 154.100 unidades. "Por segundo año consecutivo las ventas de Seat suman un aumento de dos dígitos. La familia del León es un punto de inflexión en nuestra historia", indica el presidente de la automovilística.

Alhambra y la llegad del SUV

El otro vehículo que empuja el negocio del grupo español es el Alhambra. Las entregas del modelo familiar que se vende desde 2010 han incrementado el 15,6% hasta las 23.100. Sus principales mercados son Alemania, Austria, Reino Unido y Suiza, indican fuentes de la compañía.

Stackmann señala que el objetivo del ejercicio que acaba de empezar es "consolidar el aumento" de ventas. Confía en los dos modelos que más aceptación tienen en el mercado y en el SUV compacto que se incorporará en el catálogo, aunque su comercialización no empezará hasta 2016.

Menos ventas de Ibiza y Mii

Las ventas del resto de modelos de Seat están en números rojos. El utilitario de ciudad, el Mii, retrocede el 12,3% hasta las 25.300 unidades; y las entregas del modelo estrella que este año celebra su 30 aniversario, el Ibiza, decrecen el 2,7% hasta los 150.000 vehículos. Las ventas del Toledo retroceden a niveles similares: en 2014 se colocaron 18.600 coches, el 2,3% menos.

El vehículo menos atractivo para el mercado de Seat es el modelo más veterano de su porfolio, el Altea, cuyas ventas han caído el 18,8% hasta las 19.300 unidades. La matriz de la marca española, el grupo Volkswagen, descartó el pasado ejercicio lanzar una nueva generación del monovolumen, aunque mantiene su producción. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad