El primer accionista de DIA, Mikhail Fridman, en una imagen de archivo. EPA PHOTO/EPA/Yuri Kochetkov

SOS de DIA a Fridman para que mejore la ampliación

stop

Los accionistas de DIA piden a Fridman que la ampliación de capital se ejecute a un precio más alto

Madrid, 14 de junio de 2019 (09:07 CET)

La ampliación de capital de DIA está cada vez más cerca. El magnate ruso Mikhail Fridman prometió una ampliación de 500 millones de euros siempre que triunfase su opa y lograse un acuerdo de refinanciación con los bancos​. Ahora solo queda un escollo: el precio. Fridman planea hacer la operación a diez céntimos, el valor nominal de la acción, pero los otros accionistas e inversores piden clemencia.

Así, se espera que Fridman haga la ampliación al precio mínimo que permite la ley, según publica Cinco Días, que recuerda que en la última junta de accionistas, en plena guerra con la cúpula de DIA, Letterone ya avisó de que lo haría "a un precio mínimo de 0,1 euros por acción".

Fridman alertó de los riesgos que podía entrañar para los accionistas no vender sus títulos

Además, alertó de los riesgos que podía entrañar para los accionistas no vender sus títulos en la oferta de cara a la futura ampliación ya que supondría una "dilución significativa para los accionistas que no participen en el aumento de capital mediante una nueva aportación".

"Se recuerda a los accionistas que cualquier aumento de capital de Letterone se produciría con un descuento sobre el precio de cotización posterior a la opa", comentó la empresa a la CNMV.

Fridman tiene hasta el sábado 15 para negociar la inyección de liquidez adicional de los bancos, con quienes se comprometió a tener lista la ampliación antes del próximo 19 de julio. El 22 de julio vencen 300 millones en bonos, que planea atender con la ampliación.

Los accionistas, en contra

El resto de accionistas, inversores y acreedores consideran que el margen es amplio y Fridman no tiene por qué masacrar al pequeño accionista. DIA cerró el jueves a 0,59, ligeramente por debajo del precio de la opa. Apuntan, pues, que puede aplicar un descuento considerable, pero no diluir tanto a los inversores que no apoyen la ampliación.

Fridman también se encuentra negociando con la banca para inyectar una financiación adicional por 380 millones de euros. El último escollo del acuerdo serían el interés y la comisiones.

En este caso los acreedores piden entre un 7% y un 10% anual, mientras que desde Letterone tensan la cuerda y ofrecen el 5%. Además, la publicación asegura que el Banco Santander baraja elevar su participación.

Los 380 millones de euros de la liquidez adicional servirá para que Letterone ponga en marcha su plan de negocio. Así, se utilizarán principalmente para renovar las tiendas y hay 180 reservados para los actuales acreedores, como una fórmula para no dejarlos descolgados frente a los nuevos financiadores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad