Imagen de archivo de una tienda de DIA en reformas, en Madrid.
stop

DIA negocia una ampliación adicional de 380 millones de euros con menos intereses y el Banco Santander baraja elevar su participación

Madrid, 12 de junio de 2019 (10:04 CET)

DIA se encuentra negociaciando con la banca para inyectar una financiación adicional por 380 millones de euros. Así, las entidades acreedoras buscan un acuerdo con la empresa de distribución y su principal accionista, el fondo Letterone, que tras la OPA de Fridman cuenta con el 69,76% del capital.

Según publica Cinco Días, el último escollo del acuerdo son el interés y la comisiones. Los acreedores piden entre un 7% y un 10% anual, mientras que desde Letterone tensan la cuerda y ofrecen el 5%. Además, la publicación asegura que el Banco Santander baraja elevar su participación.

Los 380 millones de euros de la liquidez adicional servirá para que Letterone ponga en marcha su plan de negocio. Así, se utilizarán principalmente para renovar las tiendas y hay 180 reservados para los actuales acreedores, como una fórmula para no dejarlos descolgados frente a los nuevos financiadores. 

El pacto culmina el acuerdo de intenciones firmado el 20 de mayo, la fecha límite para que DIA evitase entrar en preconcurso de acreedores. Además, los bancos han acordado un pacto de no agresión que terminará el sábado 15 de junio, a cambio de que la compañía no acudiese al juzgado a pedir el preconcurso. 

Nuevas entidades

Los actuales acreedores dejan la puerta a que se sumen nuevas entidades en esta nueva financiación. No obstante, para los bancos que se mantienen en el crédito sindicado –entre los que destacan el Santander y BBVA– hay notables incentivos para suscribir la nueva financiación.

El pasivo bancario de DIA estará compuesto por tres tramos. Los dos antiguos –los créditos con vencimientos ampliados de los casi 900 millones que los bancos inyectaron en diciembre y la deuda previa– tendrán menos protección en caso de problemas que los 380 millones que ahora se le inyectarán.

Fridman prometió una ampliación de capital de 500 millones cuando triunfara su opa y llegara a un acuerdo con los bancos

Los actuales acreedores que presten más dinero a DIA podrán elevar un grado su posición en el ranking del cobro de su pasivo más antiguo.

En un primer momento, el Banco Santander, el principal acreedor con más de 200 millones, bloqueó el acuerdo de DIA con la banca, en unas negociaciones que se apuraron hasta el último momento.

Fridman prometió una ampliación de capital de 500 millones siempre que triunfase su opa y lograse un acuerdo de refinanciación con los bancos. Tras conseguir esto, debe recabar más efectivo para DIA para poner en marcha su plan de negocio y pagar los 306 millones en bonos que vencen el 22 de julio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad