Una imagen de archivo de Carles Sumarroca Claverol. |EFE

Los Sumarroca exprimen la única empresa con la que ganan dinero

stop

La familia catalana exprime Agromillora, la empresa agrícola de la saga, y se embolsa casi tres millones en dividendos

Barcelona, 11 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

La familia Sumarroca se agarra a su filial agrícola. La saga catalana sufre el desmoronamiento de su buque insignia, la constructora anteriormente conocida como Teyco, por lo que exprime el resto de sus negocios. Mientras los beneficios en las bodegas son exiguos, la sociedad de árboles frutales y plantas de olivo ganó 4,4 millones de euros en 2016 en España.

Acuciada por los problemas económicos de las otras ramas del entramado e impulsada por los fondos con los que comparte accionariado, la estirpe decidió convertir la mayor parte de las ganancias en dividendos. Hasta 4,3 millones de euros fueron a los bolsillos de los propietarios de la empresa.

Según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, la filial Agromillora Iberia -que engloba el negocio español— fue la única en reportar dividendos. No siguieron el mismo camino las filiales americanas, africanas y asiáticas.

El dividendo final de Agromillora fue sólo de 2,9 millones de euros

Sin embargo, la cantidad que finalmente acabó en manos de la propiedad fue solo de 2,9 millones de euros. La razón del recorte fue el hecho de no haber amortizado con anterioridad la partida de investigación y desarrollo de la compañía. A partir del ejercicio 2017, la sociedad ya podrá retribuir la totalidad del dividendo a sus accionistas.

Pero la estirpe catalana no pudo saborear la totalidad de esta cifra debido a que comparte la propiedad de la empresa con el fondo bahreiní Investcorp, que compro una participación “alrededor del 50%” a Nazca por 200 millones de euros. La saga posee alrededor del 30%, y la gestión, mientras que el resto está en manos de socios minoritarios.

Las ventas del negocio español fueron de 38,4 millones de euros. No obstante, además de los 400 empleados de la Península Ibérica, tiene personal distribuido por Estados Unidos, Brasil, Chile, Australia, Marruecos, Túnez, Jordania y Turquía.

Los Sumarroca: problemas con los negocios tradicionales

La filial agrícola supone un balón de oxígeno para las empresas de la familia. Las Bodegas Sumarroca también ganan dinero, pero no logran rentabilizarlo. Los cavas y vinos ganaron apenas 85.754 millones de euros en 2016, aunque la gran mayoría fueron destinados a cubrir pérdidas acumuladas en anteriores ejercicios. Aún queda un gran camino por enjugar, pues el déficit supera los 8,4 millones y las ventas apenas son de 5,5 millones de euros.

Las ganancias fueron ligeramente superiores a los 73.425 euros de 2015 pero todavía andaron lejos de los 112.000 euros obtenidos hace dos ejercicios. No obstante, los ingresos quedaron estancados: 5,52 millones en 2014, 5,45 millones el año pasado y 5,56 millones en la última temporada.

Peor es la situación de Top Proyectos y Contratas, la antigua Teyco. En preconcurso de acreedores desde el mes de septiembre por unas deudas de 53 millones de euros, la constructora de la familia se encomienda a un acuerdo de refinanciación con BBVA Sareb que arrastre al resto de entidades, como ya explicó Economía Digital.

Fuentes financieras señalan que el destino más probable para la empresa es la liquidación, pues ven muy complicado que la firma familiar consiga enjugar el pasivo acumulado. Según Expansión, los principales afectados son BBVA, con cinco millones; Sareb, con 3,8 millones y Banco Santander, con más de 2,5 millones. Por detrás quedan CaixabankSabadell Novobanco.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad