Telefónica 'huye' de Bañuelos en Amper

stop

La compañía de Alierta se desprende del 2,86% y ultima la venta del 2,9% que aún posee

Alierta, en la junta de accionistas de Telefónica

12 de septiembre de 2012 (20:54 CET)

Telefónica y Enrique Bañuelos van a ser socios durante muy poco tiempo. La multinacional que preside César Alierta ha decidido retirarse de su participada después de que a principios del verano el empresario de Sagunto anunciase su regreso a España y una inversión de unos 20 millones de euros en Amper.

Antes de la entrada de Bañuelos en el capital, Telefónica controlaba el 5,78% de su capital. De hecho esta filial había sido una importante proveedora de equipos durante años y le permitió a la multinacional española impulsar una empresa conjunta con la estadounidense AT&T.

Tras el regreso del que fuera promotor inmobiliario, el gigante tecnológico ha decidido deshacer sus posiciones. El pasado 6 de septiembre vendió por 1,86 millones el 2,86% de las acciones que poseía y tiene prácticamente cerrado desprenderse del 2,92% de capital que aún posee, según han informado a Economía Digital fuentes conocedoras de las negociaciones.

‘Bañueladas’ bursátiles

Telefónica no desea coincidir con el controvertido empresario, ahora también impulsor de un conjunto de parques temáticos en Catalunya (Barcelona World), que fue anunciado tras conocerse que el gran complejo de juego y ocio Eurovegas había decidido optar por la Comunidad de Madrid para ubicar su megaproyecto.

Fuentes de la cúpula de Telefónica han señalado que prefieren no inmiscuirse en las “Bañueladas”, que es como han bautizado a las operaciones que Bañuelos acostumbra a desarrollar en las empresas en las que participa. El empresario valenciano ha entrado ya en Amper y está finalizando una ampliación de capital que le permita alcanzar el 21,6% del capital de esa industria tecnológica y cotizada.

Socio de La Caixa

Bañuelos hizo su principal fortuna en los últimos años del boom inmobiliario gracias a la compañía Astroc, que sacó a bolsa y cuyo valor ascendió como la espuma para luego desplomarse con estrépito. Además de pequeños accionistas inversores individuales, en aquel proyecto Bañuelos consiguió ser secundado por primeras figuras del mundo de los negocios. El más significativo, Amancio Ortega, impulsor y primer accionista del gigante textil Inditex.

Tras un efímero paso por el Brasil de los negocios, Bañuelos ha regresado a España vía Amper, primero, y Barcelona World, después. En Amper, el empresario es socio de Caixabank, que tiene el 5,10% del capital, heredado de la participación que poseía Banca Cívica, a la que absorbió recientemente. La Caixa ha firmado con Bañuelos (a través de su sociedad Veremonte) una opción de compra sobre los terrenos adyacentes al parque Port Aventura de dos años de plazo para promover el futuro Barcelona World.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad