Torraspapel cerrará su planta de Girona

stop

La dirección del grupo rechaza el plan de viabilidad presentado por el comité de empresa

20 de mayo de 2014 (22:00 CET)

Torraspapel cerrará definitivamente la planta que tiene en la localidad gerundense de Sarrià de Ter. La dirección de la papelera ha informado al comité de empresa que no tiene otra salida para garantizar la sostenibilidad de la compañía. Ha rechazado el plan de viabilidad que los representantes de los trabajadores le entregaron hace una semana, indican los empleados.

Ahora, el proceso de extinción de la sociedad debe seguir su curso. En una semana se debe constituir formalmente la mesa de negociación del expediente de regulación de empleo (ERE). Los sindicalistas ya han afirmado que su intención es obtener las mejores condiciones posibles para la gente que deba abandonar la compañía. La intención inicial de la cúpula de Torraspapel es rescindir 132 empleos. El resto de empleados, se recolocarán en otras plantas del grupo.

Plan social

La dirección ya mostró al inicio del proceso su intención de pactar un plan social para que la mayor parte de las salidas no sean traumaticas e intentar evitar, en la medida que sea posible, un nuevo conflicto laboral en la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad