Trabajo plantea multas de hasta 50.000 euros por el ERE de Coca-Cola

stop

La embotelladora, que contrató a personal externo a las fábricas para evitar la paralización de la producción, vulneró el derecho a huelga, según los inspectores

Trabajadores protestan por el cierre de la embotelladora de Coca-Cola en Madrid.

14 de mayo de 2014 (17:23 CET)

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha emitido un acta de infracción contra la embotelladora de Coca-Cola por vulnerar el derecho fundamental de huelga. Según el documento publicado este miércoles, Coca-Cola Iberian Partners contrató de forma irregular a trabajadores externos en la planta de Fuenlabrada (Madrid) durante el expediente de regulación de empleo (ERE).

La Inspección de Trabajo, tras la actuación correspondiente, ha procedido a levantar un acta de "infracción muy grave" contra Coca-Cola Iberian Partners por infringir el derecho fundamental y constitucional de huelga. La multa fijada por esta infracción está comprendida entre los 6.000 y los 50.000 euros, unas cantidades accesibles para la embotelladora.

Los trabajadores de la planta de Fuenlabrada denunciaron ante la Inspección de Trabajo que la empresa vulneró su derecho a la huelga, convocada por un expediente de regulación de empleo. Las medidas afectaron a 1.250 trabajadores, con 700 despidos y 500 recolocaciones. El plan de ahorro de la compañía incluyó el cierre de las plantas de Fuenlabrada, Asturias, Palma de Mallorca y Alicante.


Sanciones accesibles 

"La importancia de esta resolución es que admite la comparativa entre la posible contratación de otros trabajadores y trabajadoras por los huelguistas con el hecho de que la empresa utilice el producto de otras plantas para el mismo fin, lo que abre una posibilidad también para otros conflictos que se pudieran dar", explica el sindicato CC.OO en su comunicado.

Según la Inspección de Trabajo, la huelga no desplegó todos los efectos deseados por los huelguistas en el Mercado de Madrid, como consecuencia de la actuación empresarial de infringir y vulnerar el derecho fundamental de huelga establecido en el artículo 28 de la Constitución Española.

La Inspección de Trabajo sancionó por la misma práctica a Panrico por apenas 6.000 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad