Tregua en la guerra de la cerveza: 100 Montaditos subirá las jarras a 1,50 euros

stop

Los fabricantes y pequeños bares acusan a la cadena de la quiebra de parte del sector

12 de septiembre de 2013 (21:56 CET)

Las exitosas franquicias del grupo Restalia, 100 Montaditos y La Sureña, darán una tregua a sus competidores. Los establecimientos del grupo bajarán a partir de octubre el precio de la cerveza, que es el principal reclamo de sus clientes. La jarra pasará de un euro a 1,5 euros, a partir de la segunda quincena de octubre.

Con esta medida, la empresa cede ante las presiones de los competidores (productores de cerveza incluidos) que han acusado a Restalia de promover el consumo irresponsable de alcohol y de provocar el cierre de bares en las zonas donde se instalan. La Federación Española de Hostelería asegura que la industria de la cerveza es sumamente competitiva y que los movimientos de precios de los últimos años han creado una competencia "casi perfecta", a juicio del secretario general, Emilio Gallego, que considera que la quiebra de bares se debe, fundamentalmente, a la ley antitabaco y a los lateros.

Restalia, que continúa su rápido crecimiento en España, Italia, Colombia, México y Estados Unidos, considera que ya ha logrado una excelente aceptación en el mercado y que, a partir de ahora, podrá competir con un precio menos ajustado. La compañía explica que no se trata de una rebaja de precio sino del fin de una promoción.

Montaditos por 50 céntimos

Restalia incorporará una nueva carta de forma progresiva en las próximas semanas. Junto con la subida de cerveza, las novedades incluyen la oferta de montaditos a 50 céntimos los lunes, una acción que compensará parcialmente la subida en la cerveza.

La mayor parte de los locales estrenarán los nuevos precios en octubre. Ese mismo mes Restalia también presentará una nueva franquicia con la que espera desbancar a Mc Donald’s y Burger King del mercado de la comida rápida con un concepto que ofrecerá hamburguesas gourmet a 2,5 euros.

Barriles a 23 euros y empleados a 7 euros

La cadena ha basado su éxito en los últimos años en la compra de cerveza a precios que ningún otro establecimiento obtiene en España. Mahou le vende el barril de 50 litros a 23 euros, la mitad que al resto de bares. Además, Restalia mantiene exclusividad con los principales proveedores que se benefician de ventas a gran escala, incluidas las que se producen en las franquicias internacionales.

La cadena también cuenta con un coste laboral reducido: paga a cada empleado siete euros netos la hora, lo que se traduce, para la mayoría de trabajadores contratados por 30 horas semanales, en 840 euros al mes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad