Tres candidaturas se disputan el Colegio de Farmacéuticos de Madrid

stop

Ana María Quintas, Marichu Rodríguez y Luis González luchan por la presidencia del órgano con 11.000 colegiados

Una farmacéutica ordena los medicamentos.

27 de febrero de 2014 (17:24 CET)

Tres candidaturas han iniciado la campaña para presidir el Colegio de Farmacéuticos de Madrid que celebrará elecciones el próximo 23 de marzo. Los candidatos a presidir el órgano, que reúne a 11.000 profesionales de la comunidad, prometen programas para atender las reivindicaciones del colectivo, golpeado por la reducción de los precios de los medicamentos y de las ventas.

El colegio, Ana María Quintas, hija de un conocido empresario orensano y actual vicesecretaria del Colegio, propone una gestión austera que destine buena parte de los recursos a la optimización de las prácticas farmacéuticas para lograr mayor provecho económico del negocio. “Creo que el colegiado debe pagar lo mínimo posible pero sin afectar las inversiones que deben priorizar las mejoras conjuntas en las farmacias para reducir costes y aumentar la productividad”, explicó Quintas.

La candidata también está convencida de que el Colegio debe dignificar la labor del colectivo para que el farmacéutico no termine siendo un simple trabajador administrativo y un dispensador de medicamentos. “Tenemos que evitar esa realidad después de que hemos estudiado cinco años de carrera”, explica.

Transparencia

La candidatura de Marichu Rodríguez se ha centrado en prometer mayor transparencia en las cuentas del colegio, un criterio que también se ha aplicado al hacer público el presupuesto de su propia campaña con unos 50.000 euros de gastos. “La junta no ha sido lo suficientemente transparente con las partidas y tampoco explica las decisiones antes de tomarlas”, explica Rodríguez.

La candidata apuesta porque las farmacias migren hacia un modelo más asistencial y ofrezcan diferentes servicios además de la entrega de medicamentos. Menciona la medición de tensión arterial y algunas pruebas rápidas como ejemplos de esta diversificación. "El medicamento ya no da para vivir", añade.

Continuidad

A la presidencia del Colegio también opta Luis González, actual secretario del Colegio y que cuenta con 16 años con cargos en la junta directiva. González apuesta por una continuidad de la gestión, ya que opina que la complicada situación económica actual “no permite aventuras que no sabemos adónde conducen”, explicó en una reciente entrevista a IM Farmacias.

El Colegio de Farmacéuticos de Madrid cuenta con más de 11.000 colegiados y 86 trabajadores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad