Un juez ordena el desalojo de Canal 9 tras el plante de Paco 'el Telefunken'

stop

El técnico se ha negado a cortar las emisiones de la televisión valenciana por la presión de los trabajadores, a quiénes la policía desalojara ahora si no abandonan los estudios centrales

29 de noviembre de 2013 (11:26 CET)

Todas las miradas se centraban en la mañana de este viernes en Paco Signes, el técnico de Canal 9 que tenía que proceder al cese de las emisiones de la televisión valenciana. Pero, Paco el Telefunken, como le apodan, ha renunciado a ser el responsable del apagón y se ha marchado entre los aplausos de los trabajadores sin dar al interruptor del cierre.

Su gesto no ha hecho más que alargar el esperpéntico cierre. Un juez de Paterna ha ordenado a media mañana el desalojo de los estudios para que la policía pueda sustanciar la orden del gobierno valenciano y llevar a Canal 9 a negro.

Madrugada esperpéntica

Paco, sin embargo, es el último héreo de la televisión valenciana. Llegó a las instalaciones de Radiotelevisió Valenciana en Burjassot tras una madrugada cargada de tensión. Según él, le habían encargado “decir lo que se podía hacer” para acabar con las emisiones.

Tras permanecer en la sede, ha decidido marcharse hacia las nueve de la mañana. “Me voy a casa, Canal 9 no se cierra por mí”, ha explicado antes de proceder a su salida.

Las palabras del Telefunken fueron recibidas entre aplausos por la plantilla de la televisión que se había encerrado en la sede para evitar, por todos los medios, que se acabara con una cadena que lleva un cuarto de siglo emitiendo.

Ràdio 9 se silencia


A las 12 de la noche del jueves se producía el primer silencio en Ràdio 9 y después se esperaba que corriese la misma suerte la televisión. No obstante, los empleados se han concentrado en la sala de control para impedir que los técnicos procedieran al cierre definitivo. Ante su negativa a la desconexión, el gobierno valenciano solicitaba una orden judicial para que interviniera la Policía.

Durante la madrugada, los agentes entraban en el edificio para llevar a cabo la orden del Consell y desalojar a todos los empleados para poder proceder definitivamente al apagón. Mientras, la televisión autonómica seguía emitiendo un programa especial explicando la situación. Los trabajadores de Canal 9 demostraban en la madrugada de este viernes una gran resistencia con el fin de evitar las últimas horas de la televisión.

Orden de desalojo inmediato


Con todo, el juzgado de Instrucción número 1 de Paterna ha ordenado el desalojo “inmediato” de todos los trabajadores, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). “Si no se produce de foma inmediata y voluntaria, se procederá al desalojo del edificio por la fuerza policial", ha señalado.

El Ejecutivo valenciano había advertido de que los trabajadores de RTVV podrían estar incurriendo en la comisión de un delito tipificado en el Código Penal por estar dentro del recinto en contra de la voluntad de la dirección de la sociedad.

El Consell había acordado este jueves "el cese de las emisiones de los servicios de radiodifusión y televisión de ámbito autonómico de titularidad de la Generalitat”, que se hacía efecto inmediatamente después de la publicación de dicho acuerdo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad