Protesta de la plantilla de Unipost contra los recortes aplicados por la familia Raventós.

Varapalo para los Raventós: obligados a subir el 12% los sueldos en Unipost

stop

La compañía de servicios postales deberá subir el salario a sus trabajadores al finalizar el acuerdo alcanzado con los sindicatos para recortar los sueldos

Carles Huguet

Economía Digital

Protesta de la plantilla de Unipost contra los recortes aplicados por la familia Raventós.

Barcelona, 06 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

A Unipost se le acumulan los problemas. En concurso de acreedores desde el mes de julio, la compañía a duras penas logra pagar las nóminas de los más de 2.200 trabajadores que todavía posee. Con un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para toda la plantilla sobre la mesa, una nueva adversidad aparece en el horizonte: una subida de sueldo del 12% a partir del próximo 1 de enero para todo el personal.

La compañía de servicios postales de la familia Raventós acumula unas deudas de casi 50 millones de euros con los acreedores y ya incumplió el calendario de pagos a la plantilla en otras ocasiones. Ahora, encima, caducará el acuerdo alcanzado con los sindicatos UGT y USO hace varios años, tras las primeras turbulencias de la sociedad. El pacto, sellado hasta el 31 de diciembre de 2017, aceptó una rebaja salarial del 12% para incrementar la competitividad de la empresa.

El recorte no será renovado, explican fuentes del comité de empresa, dominado por CCOO y CGT. De este modo, obligará a la compañía y al administrador concursal, Jausas Legal, a buscar recursos extra. Más dificultades a la ya complicada aventura de pagar las nóminas a los trabajadores.

Si en octubre ya hubo que fraccionar el salario en dos pagos, la remuneración del mes de noviembre llegará dividido en tres entregas. La primera, del 25%, se recibió los días 5 y 6 de diciembre y la segunda, también del 25%, comenzará a pagarse el jueves 7 de diciembre. El resto se abonará el día 12 de diciembre, siempre y cuando se logre cerrar una remesa de envíos pendientes, explican fuentes de la plantilla.

Los trabajadores de Unipost sospechan que no cobrarán la paga doble de Navidad

La paga doble de Navidad sí queda en entredicho. A falta de prácticamente un mes para el desembolso, los sindicatos ven complicado que la empresa dirigida por Pablo Raventós consiga presentar el pago. De no hacerlo, los trabajadores deberían acudir a Fogasa, que todavía cubre toda la deuda con los asalariados.

Mientras, este mes de diciembre entrará en vigor el ERE para la totalidad de la plantilla planteado por la administración concursal. La primera fase afectará a 469 trabajadores, el 21% de la totalidad de la plantilla, después de que las reuniones con el personal finalizaran sin acuerdo.

Los despidos deberán contar con el visto bueno de Inspección Laboral y el juez después de que CGT impugnara el ajuste de plantilla para denunciar que se hubiera aprobado antes de la emisión del veredicto del administrador concursal. “La demora podría provocar la liquidación inmediata y un grave perjuicio a los trabajadores”, contestaron en la empresa.

A la greña por la culpabilidad del concurso

Los sindicatos CCOO y CGT señalan a Pablo Raventós como el responsable de la caída de Unipost, con un pasivo de 50 millones de euros. Por ello, solicitaron a la administración concursal que culpabilice al ejecutivo catalán de la situación actual de la sociedad. Las razones de la acusación: la falta de un cambio de rumbo en la empresa a pesar de acumular dificultades desde el año 2011. Varios ajustes laborales después y tras presentar un plan “inviable”, los trabajadores responsabilizan al ejecutivo.

A pesar de que Jausas no se pronunció sobre la culpabilidad de la familia Raventós, sí dibujó sombras en la gestión. En su informe, el despacho lamenta no haber tenido acceso a los propietarios de la sociedad postal ​y desvela la investigación de todos los movimientos contables de los administradores de Unipost en los dos últimos años “a fin de detectar cualquier operación anómala”

Así, se analizan con especial detalle las transacciones entre los propios grupos “y en concreto las operaciones realizadas con Patinage Consultadoría e Marketing", la empresa con sede en Madeira descubierta por Economía Digital. Existen más operaciones sospechosas. El administrador también detectó una partida por importe de 1,3 millones de euros correspondiente a “inversiones en empresas del grupo y asociadas a largo plazo” que ya estudia con detenimiento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad