Yamaha gana hasta junio un 22% más y reparte dividendo

stop

La compañía japonesa obtiene durante el primer semestre un beneficio neto de más de 260 millones de euros

11 de agosto de 2011 (12:18 CET)

El grupo industrial japonés Yamaha registró un beneficio neto de 28.960 millones de yenes (262 millones de euros al cambio actual) durante el primer semestre de 2011, el 21,8% en comparación con las cifras del mismo período del pasado año y según ha informado a compañía.

La empresa japonesa ha señalado que el aumento de su beneficio neto semestral ha sido posible gracias a la recuperación de las ventas de sus productos, así como a la reducción de costes estructurales que ha llevado a cabo, lo que ha permitido minimizar el impacto sobre su negocio derivado del tipo de cambio de divisa y del terremoto que tuvo lugar en Japón el pasado mes de marzo.

Yamaha ha conseguido hasta junio una cifra de negocio de 663.132 millones de yenes (6.017 millones de euros), lo que representa una disminución del 1,9% respecto a las cifras contabilizadas en el mismo semestre de 2010. Entre enero y junio la multinacional asiática ha conseguido un resultado operativo positivo de 41.453 millones de yenes (376,1 millones de euros), lo que se traduce en un incremento del 18,6% respecto a los datos registrados en 2010.

La corporación prevé finalizar el año 2011 con un beneficio neto de 35.000 millones de yenes (317,6 millones de euros), un 75% más que su anterior estimación. Así, Yamaha prevé finalizar el actual ejercicio con un volumen de ingresos de 1,35 billones de yenes (12.250 millones de euros), lo que supone mantener la previsión inicial, mientras que su beneficio operativo estimado es de 68.000 millones de yenes (617 millones de euros), un 28,3% más.

Reparto de dividendo y nueva organización

La empesa ha confirmado que repartirá dividendo entre sus accionistas correspondiente a este año. Los factores que permiten este reparto son la evolución positiva que experimenta el negocio y las reformas estructurales llevadas a cabo. De este modo, la compañía pagará el primer dividendo desde hace tres años y el 'pay-out' será superior al 20%.

La junta extraordinaria de accionistas de Yamaha aprobó el pasado viernes la separación de la actividad de la empresa en España en dos sociedades distintas. Así, el negocio de importación, comercialización y márketing de la compañía lo dirigirá una nueva sociedad, Yamaha Motor España Marketing, y la producción se realizará en la empresa matriz.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad