AIReF estima una caída económica de hasta el 1,6% en el primer trimestre

La Autoridad Fiscal empeora su estimación de caída del PIB en el primer trimestre y apunta a un retroceso de hasta el 1,6%

Herrero nombra a su consejo asesor. AIReF

Herrero nombra a su consejo asesor. AIReF

Las dudas sobre si la economía lograría evitar una nueva contracción en el arranque del año 2021 se han ido disipando conforme los distintos organismos han ido revisando a la baja sus previsiones y parece seguro que la economía se contrajo en el primer trimestre. Ahora el interrogante es conocer cuánto cederá el PIB entre enero y marzo.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima que la economía española caerá hasta un 1,6% en el primer trimestre del año, en tasa intertrimestral, lo que supone un empeoramiento de su estimación de hace poco más de dos semanas tras haber incorporado los últimos datos de Contabilidad Nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, empeora su pronóstico dos décimas, si bien el modelo MIPred de AIReF incorpora en la estimación un 37,5% de los datos del primer trimestre del año(75% de los datos de enero, 37,5% de febrero, 0% de marzo), por lo que la cifra podría variar.

La economía no creció ya en el cuarto trimestre de 2020

Estadística confirmó el viernes que la pandemia originó un desplome histórico de la economía española del 10,8% en 2020, el mayor desde la Guerra Civil tras seis años de crecimiento ininterrumpido, aunque dos décimas inferior a la previsión que publicó en enero.

No obstante, corroboró otro dato relevante para atisbar cómo evolucionará la economía en la primera mitad del año, y es que informó de que el cuarto trimestre cerró con crecimiento nulo, en lugar del avance del 0,4% pronosticado previamente, algo que en parte se explica por la revisión de siete décimas al alza del crecimiento del tercer trimestre, cuando la economía rebotó un 17,1%, coincidiendo con el levantamiento de las restricciones.

El estancamiento de la economía en el último trimestre como consecuencia del hundimiento de la demanda nacional se suma a los indicios de una nueva contracción del PIB en el primer trimestre del año 2021 y viene a corroborar las revisiones a la baja de distintos organismos.

La vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha explicado en los últimos días que los indicadores que se manejan son mixtos, aunque ha reconocido que los meses de enero y febrero fueron “malos” en materia económica.

Algunos de los indicadores conocidos hasta la fecha reflejan el impacto de la tercera ola en la economía, como el retroceso del 36% de la firma de hipotecas, o la caída de las ventas de industria y servicios, que acumulan 11 meses a la baja.

Revisiones a la baja

Lo cierto es que la práctica totalidad de los organismos ha ido revisando a la baja sus cálculos de evolución del PIB en el primer trimestre y del conjunto del año como consecuencia de las restricciones derivadas de la tercera ola de contagios y algunas dudas sobre la ejecución de los fondos europeos.

El escenario central del Banco de España prevé una caída intertrimestral del 0,4% entre enero y marzo, si bien el escenario suave plantea la posibilidad de un ligero crecimiento de hasta el 0,4%, mientras que en el severo el PIB se retrotraería hasta un 0,9%. 

En el segundo trimestre el crecimiento será positivo, según sus estimaciones, aunque para el conjunto del año rebajó las expectativas a un avance del PIB del 6%, ocho décimas menos que lo que calculaba en diciembre y casi 4 puntos por debajo de lo que augura el Gobierno (+9,8%).

En unos niveles similares se sitúan las previsiones de Funcas, que disminuyó cuatro décimas su estimación, hasta el 5,9% en 2020, y augura una contracción del PIB del 0,4% en el primer trimestre, frente al crecimiento del 0,5% anticipado en el anterior Panel. También redujo el avance de PIB hasta el 1,7% en el segundo, el 2,9% en el tercero y el 1,9% en el último.

De su lado, BBVA Research estima que el PIB caerá entre un 0,5% y un 1% en el primer trimestre, si bien dependerá de los datos del mes de marzo, que parecen atisbar una posible recuperación en comparación a los malos registros de enero y febrero.