La deuda pública sigue disparada: récord de 1,43 billones, el 122,1% del PIB

La deuda pública sigue aumentando y supera el récord de los 1,4 billones, con máximos de deuda en el Estado, las CCAA y la Seguridad Social, aunque en términos de PIB la ratio baja siete décimas

La vicepresidenta, Nadia Calviño. EFE/Javier Lizón

La deuda del conjunto de las administraciones públicas no ha dejado de crecer en los últimos meses como consecuencia de la crisis del coronavirus y parece no tener freno al marcar un nuevo récord histórico de 1.432.228 millones de euros en términos absolutos en el tercer trimestre, aunque baja en términos de PIB al 122,1%, siete décimas menos.

El endeudamiento público se ha elevado en 7.537 millones de euros, un 0,5% más respecto al segundo trimestre, cuando ya se marcó un máximo histórico de 1,42 billones de euros por la crisis de la Covid-19, según los datos publicados este martes por el Banco de España.

El alto déficit público y las medidas implementadas por el Gobierno para paliar los efectos de la misma siguen disparando la deuda, que acumula seis trimestres al alza, tras años previos de subida sin haberse logrado disminuir notablemente desde el superávit del año 2007.

De esta forma, el saldo de deuda pública según el Protocolo de Déficit Excesivo se elevó a nivel interanual un 9,5%, ya que el endeudamiento público se ha incrementado en 124.024 millones de euros en un ejercicio como consecuencia de la crisis de la Covid-19 y las medidas implementadas.

La ratio baja al 122,1% del PIB

En términos de ratio sobre PIB se constata en cambio una moderación, ya que los 1,43 billones de euros de deuda pública del tercer trimestre suponen el 122,1% del PIB, siete décimas menos que en el primer trimestre y 3,2 puntos por debajo del nivel histórico del 125,3% del primer trimestre.

Con todo, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación mantienen que esta cifra es “compatible” con el objetivo del 119,5% del PIB para final de año previsto en el Programa de Estabilidad remitido a finales de abril por el Gobierno a Bruselas. Economía señala que en el último trimestre se ha reducido el ritmo de emisiones de deuda y se producen dos amortizaciones importantes, una en octubre de 20.329 millones y otra adicional en noviembre de 6.254 millones.

De hecho, la semana pasada la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, anunció que se prescindía de la última emisión de deuda pública de bonos del año, por lo que la emisión de deuda neta en 2021 será finalmente de 75.000 millones, lo que supone un 31,8% menos respecto a lo previsto al iniciar 2021, cuando la previsión era de 110.000 millones, tras haber acometido tres reducciones en el año.

El año pasado la deuda pública cerró en el 120% del PIB tras incorporar al cómputo entorno a 34.000 millones de deuda de la Sareb por un cambio contable de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat).

El incremento de la deuda pública obedece a la incorporación del pasivo de la Sareb y al aumento del gasto público realizado por el Gobierno y las administraciones en la adopción de medidas para paliar los efectos de la crisis y las limitaciones de movilidad derivadas de los sucesivos estados de alarma, como el último paquete de ayudas públicas directas de 11.000 millones de euros aprobado por el Ejecutivo. También refleja el descenso de los ingresos.

Récord en Estado, CCAA y Seguridad Social

Por administraciones, el endeudamiento entre julio y septiembre se elevó sobre todo en el Estado y las comunidades autónomas y la Seguridad Social, con récord en los tres casos y superando los 91.000 millones en el último, frente al descenso en las corporaciones locales.

El mayor volumen de deuda se registró una vez más en el Estado, al marcar el récord de 1,28 billones de euros, lo que supone el 109,3% del PIB, debido al esfuerzo extra de gasto efectuado para hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus por los sucesivos estados de alarma y las transferencias realizadas a las CCAA.

A nivel interanual sube un 8,8%, al sumar 103.604 millones respecto al segundo trimestre de 2020, cuando se vio impactado en medio mes por la crisis de la Covid, y respecto al anterior trimestre crece un 0,6%, con 7.939 millones más.

Asimismo, la deuda de las comunidades autónomas repuntó hasta el récord de 312.183 millones de euros, el 26,6% del PIB, con un aumento interanual del 3,4%, con 6.371 millones más y mensual de 153 millones.

En el caso de las corporaciones locales lograron disminuir su deuda, hasta los 22.343 millones, el 1,9% del PIB, con un descenso internual del 5,9%.

Se dispara en la Seguridad Social : 91.855 millones

 Por último, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social  mantuvo su récord de 91.855 millones en el tercer trimestre, el 7,8% del PIB (una décima menos trimestral), con un alza del 22,7% interanual, sumando 17.000 millones de desequilibrio en un año.

El repunte de la deuda de la Seguridad Social se debe a los préstamos concedidos por el Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social para financiar su desequilibrio presupuestario.

En los últimos años el Estado le ha transferido préstamos para garantizar el pago de las pensiones, cuya factura mensual ya supera los 10.000 millones de euros, cifra que se duplica en los meses de paga extra.  También recoge el aumento de la deuda el impacto de las ayudas para afectados por la Covid, la ayuda de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y la prestación para autónomos. 

Igualmente, ha influido en la deuda estatal la transferencia de 16.000 millones de euros a través del Fondo Covid-19 a las comunidades autónomas para financiar y cubrir gastos en sanidad, educación y ayudas a colectivos afectados.

Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, las CCAA más endeudadas

Dentro de las comunidades autónomas, Cataluña (82.936 millones de euros), Comunidad Valenciana (52.301 millones), Andalucía (36.428 millones) y Comunidad de Madrid (34.150 millones) siguen concentrando dos tercios de toda la deuda en manos de los gobiernos autonómicos en el tercer trimestre.

No obstante, Andalucía y Madrid han logrado reducir en torno a 1.000 millones de euros a nivel trimestral, frente al aumento de unos 1.000 millones en el pasivo de Cataluña, con nuevo récord, y de 850 millones en Comunidad Valenciana.

Tras Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y Andalucía, figuran por mayor volumen de deuda las comunidades de Castilla-La Mancha (15.607 millones), Castilla y León (13.100 millones), Galicia (11.259 millones), País Vasco (11.470 millones), Murcia (11.284 millones) e Islas Baleares (9.378 millones).

Cierran la tabla Aragón (8.966 millones), Canarias (6.315 millones), Asturias (5.106 millones), Extremadura (5.192 millones), Navarra (3.613 millones), Cantabria (3.426 millones) y La Rioja (1.650 millones).

En porcentaje del PIB, la Comunidad Valenciana, con un endeudamiento que supone el 47,8%, sigue encabezando a las regiones más endeudadas en relación a su riqueza, seguida de Castilla-La Mancha, con el 38,7%, y Cataluña con el 7,2%. En cambio, País Vasco (16,3%), la Comunidad de Madrid (15,1% del PIB) y Canarias (14,2%) son las que menor deuda tienen respecto al PIB.

Madrid y Barcelona recortan sus números rojos

En cuanto a los ayuntamientos, entre los que cuentan con más de 300.000 habitantes, Madrid, con una deuda de 1.710 millones de euros, sigue en cabeza de las corporaciones locales más endeudadas, seguida de Barcelona (829 millones) y Zaragoza (671 millones).

No obstante, Madrid ha contenido su pasivo en 12 millones respecto al trimestre anterior y lo ha recortado en 259 millones respecto a hace un año, mientras que Barcelona lo ha incrementado en el último ejercicio en 46 millones, si bien lo ha reducido en 4 millones respecto al cierre de 2020.