Díaz pidió a Montero e Iceta la renovación de los interinos del SEPE, clave para el pago del paro y los ERTE

Los sindicatos amenazan con movilizaciones y huelgas ante el cese previsto de los 1.500 interinos del SEPE que "compromete" la gestión de prestaciones por ERTE y paro

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario con María Jesús Montero, Yolanda Díaz y José Luis Escrivá

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario con María Jesús Montero, Yolanda Díaz y José Luis Escrivá

Cruce de reproches entre ministerios como consecuencia de la no renovación de 500 interinos de refuerzo por la Covid en el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) desde este próximo 30 de junio, lo que podría comprometer la gestión de las prestaciones de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y de desempleo al coincidir con el periodo vacacional de buena parte de la plantilla y el aumento de prestaciones relativas al fin de la actividad laboral en el sector educativo.

El 30 de junio era la fecha límite para que el Ministerio de Hacienda, a través de la Dirección General de Costes de Personal, y el Ministerio de Función Pública, a través de la Dirección General de Función Pública, procediesen a la renovación de esos interinos, tras dos renovaciones previas de tres meses cada una, sin embargo finalmente se ha comunicado la decisión de prescindir desde julio de 500 trabajadores y de otros 500 en septiembre.

Fuentes del Ministerio de Trabajo señalan a Economía Digital que el departamento había solicitado la petición de renovación total de los 1.500 empleados interinos, al considerar que los interinos han hecho una labor “extraordinaria” durante el último año en el SEPE especialmente ante la elevada carga de trabajo asumida por la avalancha de los ERTE.

Malestar por la decisión

Sin embargo, el Ministerio de Función Pública finalmente ha decidido renovar solo a 1.000 de estos trabajadores, prescindiéndose de 500 interinos ya desde julio. Cabe recordar que el Ministerio de Hacienda es el organismo competente encargado de autorizar o denegar cualquier gasto extraordinario.

Y es precisamente al departamento de María Jesús Montero al que apuntan como causante de la decisión final desde el entorno del Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz, que discrepan y muestran su “malestar” por la decisión de no atender a su petición de renovación completa de los 1.500 interinos contratados como refuerzo de la Covid al considerarlos aún “más que necesarios” dada la elevada carga de trabajo.

Lo cierto es que ya con la anterior etapa de Pablo Iglesias como vicepresidente del Gobierno y ahora con Yolanda Díaz , ambos miembros de Unidas Podemos, se han registrado notables discrepancias con el ala socialista por distintos motivos, recientemente también por la subida del Salario Mínimo que Díaz pide para este año y la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, frena y aplaza para el año que viene, en línea con CEOE.

Se prescindirá de los 1.500 interinos este mismo año

Así las cosas, el SEPE comunicó el martes que de los 1.500 interinos de refuerzo por la Covid en el SEPE medio centenar será cesado desde este 30 de junio, a lo que se sumará el despido de otros 500 el 30 de septiembre y los últimos 500 terminarán su relación contractual con el SEPE el 31 de diciembre, de forma que el Gobierno no mantendrá a ninguno de los 1.500 trabajadores contratados para el refuerzo del organismo durante la plantilla.

Fuentes del Ministerio de Función Pública señalan a Economía Digital que se está haciendo un “esfuerzo importante” para renovar los contratos de 1.000 trabajadores durante tres meses más y recuerdan que se trata de empleados contratados dentro de un programa Covid para reforzar la plantilla durante la crisis del coronavirus ante el aumento de la carga de trabajo.

La decisión supone prescindir de cerca del 20% de la plantilla actual, formada por unos 8.000 trabajadores y que fue reforzada con esos 1.500 interinos ante el desbordamiento producido por la avalancha de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que llegaron a alcanzar los 3,5 millones de trabajadores afectados, y las prestaciones por desempleo.

Las prestaciones por ERTE y paro: “más que comprometidas”

Los sindicatos ya han advertido de que la decisión pone en “serio riesgo” la viabilidad de los servicios de prestaciones ante la carga de trabajo que se tendrá que repartir sobre las espaldas de los trabajadores, teniendo en cuenta además que el cese de los primeros 500 efectivos se produce el día anterior a que se inicie el periodo vacacional de buena parte de la plantilla de este organismo.

En declaraciones a Economía Digital el representante de CCOO en el SEPE, Josetxo Gándara, augura “dificultades” para mantener centros de trabajo abiertos por la situación “dramática” de los trabajadores y la carga de trabajo y una gestión de prestaciones que queda “más que comprometida”. 

Gándara critica el “despropósito” de la decisión después del esfuerzo y la entrega realizada por la plantilla del SEPE durante la pandemia con “12 horas diarias, fines de semana y festivos trabajados”, y máxime cuando los interinos de refuerzo empezaban a “estar productivos de verdad”,

Alertan desde los sindicatos que la no renovación se produce en un momento difícil ante las vacaciones de verano de buena parte de los empleados y el habitual repunte de nuevas prestaciones coincidiendo con el fin del curso escolar, sobre todo en personas con contratos de fijos discontinuos, como trabajadores de comedor o monitores o de los profesores que dejan de trabajar en los meses de verano. 

Los sindicatos amenazan con huelga y critican la “inacción” de Yolanda Díaz


Desde CSIF critican que en las últimas semanas se handirigido de manera reiterada al Ministerio de Política Territorial y Función Pública para mostrar su preocupación por la continuidad de los interinos en el SEPE, no habiendo recibido respuesta a ninguno de sus requerimientos por parte de su directora general.

Además, censura la “inacción y la falta de responsabilidad” de la propia ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya que la situación por la que atraviesa el SEPE es “tremendamente compleja y delicada”. El coordinador de CSIF en el SEPE, Manuel Galdeano, ha tildado en declaraciones a Economía Digital de “irresponsables” a los responsables del cese de los interinos. 

Gándara (CCOO) también cuestiona la capacidad de decisión de la ministra pese a la supuesta “línea directa” con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y señala que ha habido un “conato” de 48 horas para mantener una reunión con la Dirección General y la subsecretaría del Ministerio para abordar la situación. 

Ello no es óbice para que en CCOO valoren ya que ”habrá conflicto y con las consecuencias que sean” si son se frena un escenario que “pide a gritos que haya una respuesta” y máxime cuando se pone “el grito en el cielo” en el Gobierno por el ERTE a más de 3.000 personas en BBVA  pero se plantee desde la Administración para el SEPE prescindir del 18% de la plantilla. Se barajan ya paros y movilizaciones. 

A este respecto, CSIF Denuncia que la carencia de recursos humanos en el SEPE es “alarmante” y plantea la convocatoria de una oferta de empleo pública extraordinaria y específica para paliar el déficit estructural del SEPE, ya que en los últimos diez años se han perdido cerca de 3.400 efectivos. En CCOO calculan en unos 10.500 trabajadores la plantilla necesaria para hacer frente a la tarea del SEPE anterior incluso a la pandemia.

A la espera de la bolsa de trabajo

Además de la fecha del cese de los 500 primeros interinos, el 30 de junio finaliza también el plazo máximo de tres años para el que fueron contratados 635 interinos por contrato programa. Aunque la secretaria de Estado se ha comprometido a ello, lo cierto es que todavía no hay documentos oficiales al respecto, pero parece que con toda probabilidad dicho programa puente verá la luz. 

El 23 de julio vence también la bolsa creada hace 14 años, con renovaciones cada tres años, para incorporar personal en los momentos en que sea necesario con el fin de evitar los procesos largos de selección, por lo que se ha solicitado que se constituya una lista de candidatos. Por el momento se ha elaborado un borrador solicitando que la Dirección General de costes y la de Función Pública autoricen el trabajo necesario para volver a construir la lista, pendiente de autorización.