El 83,5% de los ocupados no trabajó en casa ni un día en 2020 pese a la Covid-19

El número de despidos se duplicó el año pasado pero la cifra de parados de larga duración bajó a su menor nivel desde 2010

Una persona teletrabaja desde su casa durante la pandemia de coronavirus, una realidad que ha incrementado la demanda del empleo tecnológico / Pixabay

Una persona teletrabaja desde su casa durante la pandemia de coronavirus, una realidad que ha incrementado la demanda del empleo tecnológico / Pixabay

El confinamiento domiciliario y las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia del Covid-19 impulsaron la modalidad del trabajo a distancia y cada vez es más habitual el número de españoles que desempeñan su oficio desde su casa. 

No obstante, lejos de lo que pudiera parecer, el 83,5% de los ocupados no trabajó ningún día en su domicilio particular a pesar de la pandemia del Covid y de la decisión de muchas empresas de determinados sectores de mandar a teletrabajar a sus empleados para evitar los contagios. 

Este dato viene recogido en la última submuestra de la Encuesta de Población Activa (EPA) del año 2020 publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que refleja cómo las restricciones de actividad económicas por la pandemia han condicionado la incidencia de los distintos horarios atípicos y las condiciones de trabajo. 

Así, únicamente un 16,5% de los ocupados teletrabajó el año pasado en su casa, aunque supone la cifra más alta de la serie. De hecho, un 10,8% lo hizo más de la mitad de los días, frente al 4,8% de 2019, mientras que un 4,2% de forma ocasional.  

La submuestra refleja también que el 32,2% de los ocupados trabajó mínimo un sábado al mes (-4,7%), mientras que el 65,3% no tuvo que acudir a su puesto de trabajo ese día de la semana (+4,8%), al tiempo que solo un 19,1% trabajó al menos un domingo (22,6%), frente al 73,9% que no (+3,5%). 

A su vez, disminuyó el porcentaje de ocupados que trabajó en jornada nocturna del 13% al 10,7% en 2020; un 5,7% lo hizo ocasionalmente y un 5% más de la mitad de los días que trabajó. Por la noche trabajan más los hombres (13%) que las mujeres (7,9%). 

Además, un total de 305.600 ocupados, la mayoría mujeres, trabajaron a tiempo parcial con objeto de disponer de más tiempo para cuidar a personas dependientes, un 7,4% menos que en 2019. 

El número de despidos se duplicó 

Respecto a los parados, las personas desempleadas en 2020 procedían en su mayoría de situaciones previas de empleo, ya que de los 3.530.900 parados de media, 3.233.400 habían trabajado anteriormente.  

En 2020 la cifra de ocupados disminuyó en 576.900 personas, hasta los 19.202.400 afiliados. El principal motivo fue la finalización de contrato, que afectó a 1.729.300 parados (53,5% del total), en tanto que el número de parados de larga duración (tres años o más) bajó 5,5 puntos, hasta el 18,4%, con 593.700 personas. 

Otro de los motivos de peso para estar en paro fue el despido o supresión del puesto, que afectó al 18%, 7,9 puntos más que en 2019. De hecho, el número de despidos se duplicó, pasando de 297.500 en 2019 a 583.100 el año pasado, marcado por la crisis. 

Por enfermedad o incapacidad temporal se situaron en desempleo 51.900 personas, un 12,3% más; y otras 28.600 por seguir cursos de enseñanza o formación, un 2,3% más. 

Más paro en los centros de trabajo más pequeño 

En función del tamaño del establecimiento o centro de trabajo, el número de ocupados disminuyó en los de menor tamaño: 512.700 personas menos en los de 1 a 10 trabajadores y 196.400 menos en los de 11 a 493.  

Por el contrario, en los establecimientos de 250 o más trabajadores hubo un aumento de 149.900 personas y en los de 50 a 249 trabajadores, de 32.600. El porcentaje de ocupados que trabajó en establecimientos de hasta 10 trabajadores disminuyó hasta el 37,9%, frente al 39,4% de 2019. Por el contrario, en los establecimientos de 250 y más trabajadores aumentó al 13,7%, desde el 12,5%. 

Las ETT intermediaron solo un 3,5% de empleos 

La EPA revela también que el número de asalariados contratados a través de una empresa de trabajo temporal (ETT) fue de 561.000 en 2020, el 3,5% del total, frente al 4,1%  previo. Otros 316.600 asalariados lograron empleo gracias a una oficina de empleo pública (2% del total). 

La mayoría de los trabajadores en España tenía jefe pero no tenía ningún subordinado. Casi siete de cada 10 trabajadores se encontraban en esa situación en 2020. Del total de ocupados. 

Un 10,1% era ocupado independiente (sin jefe ni subordinados); un 7,2%, mando intermedio; un 6,4% director de empresa pequeña, departamento o sucursal, un 6,2%, encargado, y un 0,5% era director de empresa grande o media.  

TIC, ciencias sociales y agricultura, sectores con más empleo 

Considerando la población española de 16 y más años, el 57,93% tenía Formación general y habilidades personales, que se corresponden con las personas que a lo sumo han alcanzado la enseñanza secundaria obligatoria o el bachillerato. 

La tasa de empleo más alta se dio en 2020 en las personas formadas en TIC (73,91%), seguidas de ciencias sociales, periodismo y documentación (72,38%) y agricultura, ganadería, silvicultura, pesca y veterinaria (71,12%).  

Por el contrario, las personas con formación general y habilidades personales tuvieron la menor tasa de empleo (35,9%). La tasa de ocupación femenina fue superior a la masculina solo en estudios de educación, de ciencias naturales, químicas, físicas y matemáticas y de artes, humanidades y lenguas. 

En cuanto al desempleo, las tasas de paro más elevadas se registraron en 2020 entre las personas que tenían formación general y habilidades personales (20,19%), mientras que las más bajas fueron en salud y servicios sociales (9,1%), ciencias naturales, químicas, físicas y matemáticas (9,3%). 

Sectores con empleo a día de hoy 

Por su parte, Adecco Life Sciences ha publicado un estudio que recoge los empleos más demandados en la actualidad, que prevé que los perfiles de Clinical Research Associate (CRA), los encargados de comprobar la seguridad de nuevos medicamentos, sean los más buscados del sector este año. 

También se buscan trabajadores para puestos de montadores electromecánicos, operadores de energía renovables, perfiles de Data Analyst,  como ingenieros informáticos, de telecomunicaciones o licenciados en Estadística o Matemáticas. 

Entre los empleos más demandados figuran técnicos comerciales para la banca, controllers audiovisual, mozos de ‘picking’ para empresas de distribucion o alimentación teleoperadores de venta, y mozos y manipuladores.