El 25% de los jóvenes perdió su trabajo en 2020

El desempleo juvenil está relacionado con el tipo de contratos y el número de jóvenes que integran los sectores más afectados por la pandemia

La patronal de agencias de colocación Asempleo ha informado que, durante el pasado año 2020, uno de cada cuatro jóvenes menores de 25 años ha perdido su empleo, lo que hace de ellos el colectivo más vulnerable a nivel laboral en España.

Según un informe que ha presentado la patronal que analiza el impacto asimétrico de la pandemia para los trabajadores, esta pérdida de empleo fue la que situó la tasa de paro joven española en el 40% para finales de año, un dato que contrasta con el 12’7% de desempleo en los mayores de 50 años.

De hecho, estos niveles cercanos al 10% de desempleo son los mismos que ya existían antes de la pandemia para este grupo poblacional.

Asempleo también ha advertido que, de los jóvenes menores de 25 años con empleo, un 67’4% tienen un contrato temporal y un 36% tienen un contrato de jornada parcial. Por su parte, en los mayores de 50 años la tasa de temporalidad no supera el 14’3% mientras que el régimen de parcialidad está en el 11’6% de los contratos.

La patronal advierte, en este caso, que son este tipo de contratos una de las causas de la mayor pérdida de empleo juvenil.

Los jóvenes, el cuerpo de la hostelería española

Otro de los elementos que ha afectado a la desorbitada tasa de desempleo juvenil en España ha sido que, según dicho informe, el 51’3% de los jóvenes con empleo trabajan en el sector del comercio y la hostelería, dos de los sectores más afectados por las restricciones durante el pasado 2020 y el presente 2021.

No obstante, esta cifra mengua si nos acercamos al grupo de población de los mayores de 50 años, ya que es un 27’9% de las personas con empleo de esta edad forman parte de estos sectores.

La juventud, sistemáticamente desprotegida

La patronal Asempleo ha recordado, a tenor de las cifras expuestas en el informe, que el comportamiento del mercado laboral durante la presente crisis de empleo ya se produjo durante la recesión económica de 2008 .

Durante dicha crisis, mientras la tasa de empleo de los mayores de 50 apenas se vio afectado, casi dos de cada tres menores de 25 años (62,1 %) perdieron su empleo entre 2007 y 2013.

De hecho, la ocupación entre los mayores de 50 años se incrementó un 8 % durante ese periodo, asegura el informe.

Cataluña, Canarias y Baleares, a la cabeza en la destrucción de empleo

Por comunidades, el informe muestra que las regiones que cuentan con trabajadores más envejecidos son las regiones que pertenecen al norte peninsular y que han sido, al mismo tiempo las que mayor resiliencia han presentado en el pasado año.

Por otro lado, Cataluña, Canarias y Baleares, que cuentan con un mercado laboral relativamente joven respecto a la media del conjunto de España, son las tres regiones que más empleo han destruido a lo largo del pasado 2020.