El repunte de la pandemia en Cataluña amenaza la ampliación del horario de bares y restaurantes

Los indicadores de la Covid-19 empeoran en Cataluña, que también registra su cifra más baja de vacunación en tres meses

Vista del paseo marítimo de Barcelona el domingo 21 de marzo de 2021, en el primer fin de semana sin confinamiento comarcal por la Covid-19 | EFE/AG

Vista del paseo marítimo de Barcelona el domingo 21 de marzo de 2021, en el primer fin de semana sin confinamiento comarcal por la Covid-19 | EFE/AG

Cataluña persiste en su baile con la Covid-19. Tras dos semanas de relativa relajación de restricciones que han llegado a su punto cumbre la semana pasada con el fin del confinamiento comarcal, los indicadores han repuntado este lunes y con ellos se han empezado a esfumar las esperanzas del sector de la restauración y la hostelería, todavía bajo restricciones.

Hace una semana, la Generalitat sugirió que los bares y restaurantes podrían retomar en breve el horario continuado hasta el toque de queda de las 22.00 horas. Pero este lunes, la portavoz Meritxell Budó ha rectificado, amén del avance del coronavirus en los últimos días. “Todo hace pensar que habrá que esperar”, ha dicho la también consejera de Presidencia.

La evolución de la pandemia vuelve a ser alarmante en la región. La velocidad de propagación de la enfermedad (Rt) ha aumentado hasta 1,06, lo que significa que cada 100 infectados contagian de media a 106 personas. Asimismo, el riesgo de rebrote ha incrementado en tres puntos hasta los 201, aunque la incidencia acumulada a 14 días se mantiene estable en 190.

En las últimas 24 horas se han diagnosticado 631 nuevos casos de Covid-19, lo que eleva el total semanal a 7.394; es decir, más de mil pruebas positivas diarias, por encima del umbral que hace posible controlar relativamente la pandemia. Por otra parte, hay 25 hospitalizados más que el domingo y ya son 1.431, de los que 411 están en la UCI (uno más).

Además de la estabilidad de la incidencia acumulada, el otro dato positivo es que la mortalidad sigue cayendo. En los últimos siete días han fallecido en Cataluña 109 personas por el coronavirus, una media de 15 muertes diarias, casi la mitad que hace dos semanas y tres veces menos que a principios de febrero. Este es un efecto de la vacunación de mayores.

“Señales de alarma”

El tono del Govern ha cambiado a la luz de estos indicadores. El Ejecutivo catalán en funciones ha intentado ser prudente pero optimista ante la mejora de la situación epidemiológica de las últimas semanas, pero este lunes Budó ha explicado que es probable que las previsiones de relajación de medidas sufran transformaciones.

Esto nos hace saltar las señales de alarma y por lo tanto veremos de qué manera deberemos ir enfocando las nuevas medidas“, ha señalado la portavoz de la Generalitat en una rueda de prensa. No obstante, el Govern no se cierra aún a relajar algunas restricciones a partir del lunes 29 de marzo, aunque eso no se anunciaría hasta finales de semana.

Budó ha defendido que se den “pequeños pasos adelante” pero de forma que “cada paso adelante no signifique dar tres pasos hacia atrás“. En ese sentido, ha defendido la búsqueda de fórmulas que permitan frenar una posible cuarta ola de Covid-19 pero también “dar aire” a la población y a los sectores más afectados por las restricciones.

Este pasado fin de semana fue el primero sin confinamiento comarcal en Cataluña y el balance, según el Govern, es positivo, pese a que se levantaron más de 2.000 sanciones por incumplimiento de las restricciones de movilidad y 50 incumplimientos de restauración. La movilidad aumentó entre un 60% y un 70% con respecto al fin de semana anterior.

La vacunación toca mínimos

El disparo de los indicadores pandémicos ha coincidido con una caída monumental de la vacunación en Cataluña. Este domingo fue el día que menos dosis se inyectaron en la comunidad desde que inició la campaña el pasado 27 de diciembre. En las últimas 24 horas solo se administraron 188 dosis de las vacunas de Covid-19, según el Departamento de Salud.

Hasta ahora, el 13,1% de la población catalana ha recibido al menos una dosis de las vacunas para un total de 1.008.900 pinchazos en casi tres meses. De las 188 dosis que se inocularon este domingo, diez fueron primeras dosis y 178 segundas. En total, casi 345.000 personas en Cataluña ya tienen la pauta completa de las dos dosis, el 4,5 del censo.

Cataluña recibió casi 165.000 dosis de las vacunas la semana pasada y se espera que reciba una cantidad similar esta semana. De las dosis que llegaron la semana pasada más de 37.000 eran de Astrazeneca, que han estado inmovilizadas debido a las dudas sobre sus efectos secundarios. Se prevé que la de Astrazeneca vuelva a usarse a partir del miércoles.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña