El Banco de España advierte al Gobierno que con los ERTE no se sale de la crisis

El director de Economía del Banco de España advierte de que los ERTE dejarán de ser efectivos si la crisis se extiende a largo plazo

Fachada de la sede del Banco de España. EFE/J.J. Guillén/Archivo

Fachada de la sede del Banco de España. EFE/J.J. Guillén/Archivo

El Banco de España ha mandado una advertencia al Gobierno de Pedro Sánchez para que no se escude únicamente en los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para hacer frente a la crisis del coronavirus. Son necesarias más medidas coyunturales para paliar al impacto de la pandemia en el empleo o la actividad económica a medio y largo plazo.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, ha asegurado que esta herramienta excepcional ha demostrado ser “muy útil” para mantener el empleo durante la expansión de la Covid-19. Sin embargo, ha puesto en duda su efectividad si la crisis persiste durante más tiempo, según ha publicado la Agencia Efe.

Arce ha señalado que, además del plan de choque puesto en marcha durante la primavera pasada para contrarrestar los efectos de la crisis sanitaria, hacen falta otras iniciativas paralelas como ayudas a los trabajadores afectados para que puedan acceder a formación en un contexto de máxima incertidumbre económica.

El Banco de España pide instrumentos para frenar la insolvencia

Uno de los mayores temores del Banco de España se centra en las dificultades que están encontrando las empresas para mantener su liquidez tras el impacto de la Covid-19. La institución calcula que actualmente el 40% de los negocios españoles arrastra problemas para cubrir sus gastos, mientras que más de un 14% ha alcanzado la insolvencia.

Por esa razón, Arce ha reclamado nuevos instrumentos que permitan reforzar los fondos propios de las empresas, una de las grandes reclamaciones de la patronal española. Los empresarios llevan semanas advirtiendo sobre la necesidad de aplicar un plan de ayudas directas, equivalente al de otros países como Alemania, Francia o Italia.

La Confederación Española de la Pequeña y la Mediana Empresa (Cepyme) reclama ir un paso más allá y poner en marcha un plan de condonación de la deuda de las compañías españolas o suspender algunos pagos a Hacienda o a la Seguridad Social durante un periodo de dos años para proteger las posibilidades de las empresas de mantenerse a flote.

El Banco de España exige cambios legislativos en las pymes

Otra de las propuestas del Banco de España pasa por revisar el marco legislativo que afecta a la creación de las empresas, para que se pueda inhibir el tamaño de las pymes. Arce considera que en algunas ocasiones las compañías españolas “encuentran incentivos para no crecer más”. Y quiere darles un mayor margen en un contexto marcado por la crisis del coronavirus.

Precisamente las pequeñas y medianas empresas son uno de los sectores más golpeados por la pandemia de Covid-19. La patronal calcula que si la situación epidemiológica empeora y se pone en marcha un nuevo confinamiento generalizado de la población se perderán aproximadamente 1.100 millones de euros y se destruirán 300.000 puestos de trabajo cada semana.