El FMI concede a Ucrania un préstamo de 1.280 millones para mitigar el impacto de la guerra

Las autoridades de Ucrania han expresado su intención de trabajar con el FMI para diseñar un programa económico de recuperación que esté orientado a la rehabilitación y al crecimiento, cuando la actual situación lo permita

Kristalina Georgieva, presidenta del FMI / EFE

Kristalina Georgieva, presidenta del FMI / EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha aprobado una ayuda de emergencia para Ucrania de 1.400 millones de dólares (1.280 millones de euros) en el marco de su Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR). La cantidad aprobada por el Fondo encaja con la solicitada por el Gobierno ucraniano para hacer frente a las necesidades de financiación y amortiguar el impacto económico de la guerra.

Este desembolso, equivalente al 50% de la cuota de Ucrania en el FMI, ayudará a afrontar necesidades urgentes de balanza de pagos derivadas de los efectos de la guerra, proporcionará apoyo a corto plazo, y servirá, al mismo tiempo, para catalizar financiación de otros socios.

Las autoridades de Ucrania han cancelado el Acuerdo Stand-By -el programa de préstamos que tenían con el organismo- y han expresado su intención de trabajar con el FMI para diseñar un programa económico de recuperación que esté orientado a la rehabilitación y al crecimiento, cuando la actual situación lo permita. En este sentido, el Gobierno ucraniano tiene la intención de mantener un contacto estrecho con el personal técnico del FMI mientras continúan formulando e implementando medidas eficaces para mitigar la crisis.

La invasión militar rusa a Ucrania, ha provocado una gran crisis humanitaria y económica, por lo que «las necesidades de financiamiento son importantes, urgentes y podrían aumentar considerablemente a medida que la guerra continúe», ha declarado la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

En su intervención, Georgieva ha destacado que la respuesta de emergencia de las autoridades de Ucrania «ha sido extraordinaria», señalando que, si bien se han impuesto límites a la retirada de efectivo, no se han limitado las transacciones sin uso de efectivo, mientras que la política fiscal se ha centrado en asegurar los pagos prioritarios. «Ucrania ha cumplido con todas sus obligaciones de deuda», ha afirmado.

«Una vez que haya terminado la guerra y pueda realizarse una evaluación adecuada de los daños, es probable que se necesite un importante respaldo adicional para apoyar los esfuerzos de reconstrucción», ha concluido.

El pasado sábado, el FMI advirtió de que la guerra en Ucrania tendrá un «impacto severo» en la economía mundial y avisó de que los países con lazos económicos con Kiev y Moscú están expuestos a mayores riesgos.