Escrivá endurecerá las prejubilaciones como las del Sabadell, el Santander y Endesa

Seguridad Social envía un borrador a agentes sociales para dar forma al nuevo Pacto de Estado por las pensiones

El Ministerio de Seguridad Social ha puesto en el punto de mira a las prejubilaciones de las grandes empresas. En las últimas semanas se han detallado planes que van a llevar a cabo importantes compañías del Ibex 35 como el Santander, Endesa y el Sabadell

Las ventajosas condiciones en todas ellas han provocado que, en algunos casos, se hayan adscrito muchas más personas de las que en un principio tenía pensado la propia empresa. Estas prácticas no son, ni mucho menos, nuevas. Telefónica o Iberdrola ya realizaron algo parecido hace algo más de un lustro.

Estas prejubilaciones, que en muchos casos se van a producir en edades muy tempranas, suponen un alto coste para las arcas de la Seguridad Social. Por eso, el ministerio de José Luis Escrivá va a endurecer las condiciones e incrementará las penalizaciones.

Penalizaciones

Por ejemplo, se trabaja en modificar los coeficientes penalizadores en los supuestos de jubilación anticipada voluntaria (aquella que se produce cuatro años antes de la edad legal en cada momento), de forma que dichas penalizaciones sean mucho mayores en los siguientes meses, según avanza Cinco Días

Por otra parte, el Ejecutivo también va a proponer que se desincentive el retiro dorado a las personas que tienen las bases más altas. Es decir, aquellos trabajadores a los que se les retiene un porcentaje alto de su nómina aumentará la penalización si van a jubilarse de forma anticipada. 

Según avanza el periódico económico, Seguridad Social también introducirá más exigencias a aquellos trabajadores que quieran prejubilarse en actividades consideradas peligrosas ya que tendrán que acreditar que el mínimo de trabajo de este tipo exigido se ha realizado en edades próximas a la jubilación.

Otras líneas de trabajo

En el documento que adelanta Cinco Días, el Gobierno también propondrá que se revaloricen las pensiones acorde al incremento del IPC “”y se introduce un mecanismo corrector para las desviaciones con la limitación de que las pensiones en ningún caso bajan, incluso cuando el IPC sea negativo”.

Además, para evitar que se produczcan jubilaciones anticipadas y prejubilaciones como sucede ahora mismo, el Gobierno propondrá beneficios como el incremento de un 4% si se estira la jubilación más allá de los 67 años, recibir “una cantidad a tanto alzado por cada año completo cotizado entre la fecha en que cumplió dicha edad y la del hecho causante de la pensión, cuya cuantía vendrá determinada en función de los años de cotización acreditados en la primera de las fechas indicadas” y la tercera es combinar las soluciones anteriores.