España cerró 2020 con el déficit más alto de la UE y la cuarta mayor ratio de deuda pública

El déficit público de España escaló al 11% del PIB el año pasado por la crisis y la deuda pública se elevó al 120% del PIB

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, en un acto en el Palacio de la Moncloa, el 17 de febrero de 2021 | EFE/Zipi

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, en un acto en el Palacio de la Moncloa. | EFE/Zipi

La crisis acaecida por la pandemia del coronavirus en 2020 supuso en ese ejercicio un drama a nivel sanitario y en términos económicos, reflejándose la magnitud del impacto en el notable deterioro de las cuentas públicas de los distintos Estados miembros, con especial incidencia en España. 

El déficit público de España alcanzó el 11% del PIB el año pasado, por lo que el país registró el mayor desequuilibrio de toda la Unión Europea, según datos publicados este jueves por Eurostat, que reflejan que la deuda pública de España se situó en el 120% del PIB, la cuarta mayor ratio de la UE, según los datos comunicados por el Gobierno a la oficina de estadística comunitaria.

En la zona euro el déficit público cerró 2020 en el 7,2% del PIB y en el conjunto de la UE en el 6,9% Las cifras disparadas en el caso español reflejan el impacto en las cuentas públicas de la crisis del coronavirus ante la merma de la recaudación y sobre todo el deterioro del PIB (-10,8%), así como las consecuencias en el repunte del gasto público de los distintos paquetes de ayudas y estímulos aprobados por el Gobierno para paliar los efectos de la crisis.

En cualquier caso, los datos de Eurostat reflejan que todos los países registraron un déficit superior al 3% del PIB, salvo Dinamarca (-1,1%). De esta forma, tras España, el país de la UE con un mayor desequilibrio en sus cuentas, se situaron Malta (-10,1%), Grecia (-9,7%), Italia (9,5%) y Bélgica (-9,4%) , a los que les siguieron Francia (-9,2%), Rumanía (-9,2%), Austria (-8,9%), Eslovenia (-8,4%), Hungría (-8,1%), Croacia (-7,4%), Lituania (-7,4%) y Polonia (-7%).

Por su parte, Alemania cerró el ejercicio 2020 con un déficit del 4,2% de su PIB, en contraste con el superávit del 1,5% que registró el año anterior, 2019, previo a la pandemia.

El gasto alcanza el 52,3% del PIB y los ingresos un 41,3%

De acuerdo con Eurostat, el gato público en el primer caso alcanzó el año pasado el 54,1% del PIB, 71 puntos más que el año anterior y en la UE escaló hasta el 53,4% del PIB, unos siete puntos más, mientras que los ingresos se situaron en el 46,8% del PIB en la zona euro, cuatro décimas menos, y en el 46,5% en la UE.

En el caso de España, el gasto público repuntó en más de 10 puntos respecto al ejercicio 2019, lo que supone el equivalente a un alza de en torno a 120.000 millones de euros, hasta el 52,3% del PIB nacional, al tiempo que los ingresos repuntaron del 39,2% de 2019 al 4,3% de l PIB el año pasado.

Este alza de los ingresos obedece al efecto denominador de la caída del PIB, ya que ante la abrupta caída de la actividad económica el peso de la recaudación es mayor.

Según los datos que proporcionó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el déficit del conjunto de las administraciones públicas se disparó el año pasado a 123.072 millones de euros, cifra que cuadruplicó a la del ejercicio anterior al elevarse en 87.435 millones por la crisis y la Sareb, el equivalente al 10,97% del PIB, casi cuatro veces más que el 2,86% del PIB de 2019. Sin las ayudas financieras y Sareb, se elevó al 10,09% del PIB.

En esta cifra, que se sitúa, no obstante, por debajo del 11,3% del PIB que preveía inicialmente el Gobierno y que comunicó a Bruselas, influyó el desplome del 5% de los ingresos , hasta 24.487 millones, frente al alza de 53.000 millones del gasto público, la mayor parte, unos 45.000 millones, destinados a medidas para paliar la crisis.

Deuda pública del 120% del PIB

En lo que respecta a la deuda pública, Eurostat sitúa a España como el cuarto país de toda la UE con mayor endeudamiento público, al alcanzar el 120% del PIB, tras incorporar en su cómputo el patrimonio negativo de Sareb, y solo le superan Grecia (205,6%), Italia (155,8%) y Portugal (133,6%).

Las ratios de deuda más bajas fueron los de Estonia (18,2%), Luxemburgo (24,9%), Bulgaria (25%), República Checa (38,1%) y Suecia (39,9%) y un total de 14 países cerraron el año pasado con un nivel de endeudamiento público superior al 60% del PIB que recomiendan los organismos fiscales como meta.

En el conjunto de la UE se situó en el 90,7% al cierre de 2020, tras haber seguido una evolución descendente en los años anteriores hasta reducirse al 77,5% en 2019. Por su parte, en la zona euro la deuda se situó en el 98%, rompiendo también la tendencia a la baja de los ejercicios anteriores que situaron este indicador en el 83,9% al cierre de 2019.

Precisamente este jueves el Banco de España ha publicado los últimos datos de deuda pública, que reflejan un nuevo máximo en volumen, hasta los 1,36 billones, en torno al 122% del PIB. De cara al año 2021, el Gobierno rebajó recientemente sus previsiones de crecimiento del 9,8% previsto inicialmente, teniendo en cuenta el impacto de los fondos europeos (7,2% sin ese efecto), al 6,5%, mientras que para 2022 augura un avance del PIB del 7%.

En cuanto a las cifras de déficit y deuda pública, el Ejecutivo sostiene que el desequilibrio alcanzará los 95.699 millones de euros, el equivalente al 7,7% del PIB, mientras que para la deuda estima que cierre el actual ejercicio en el 117,1% del PIB, ya que este año no se repetiría el impacto de la Sareb registrado en 2020.