España se juega 30.000 millones del PIB a que la vacuna esté disponible en primavera

Funcas prevé que la economía española pierda un 2% en 2022 si el tratamiento no se dispensa de forma masiva

El mundo entero espera con los brazos abiertos la esperada vacuna contra el coronavirus. Mientras el sector científico ya ha avanzado que existen tres tratamientos con un éxito de generación de anticuerpos elevado, los líderes políticos mundiales contienen la respiración para frenar las muertes, los contagios y la sangría económica.

España es la clara prueba de ello. El Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene trazado un plan masivo para que, según estimaciones del Gobierno, el 70% de la población pueda estar vacunado antes del verano del año que viene. Esta previsión puede resultar de gran importancia para las arcas del Estado, de acuerdo con las previsiones de Funcas. 

Según la Fundación de Cajas de Ahorros, el PIB español podría menguar hasta en 30.000 millones si la vacuna contra el Covid-19 no llega a tiempo. En las previsiones aportadas este lunes, el productor interior bruto se recuperará un 6,2% el 2022, mientras que para el año que viene las perspectivas de recuperación son del 6,7%.

Un recorte en el PIB

No obstante, de no llegar la vacuna a tiempo, Funcas alerta que el crecimiento se quedaría en el 6% para el año que viene y en el 4% para el 2022. O lo que es lo mismo, España se juega casi 25.000 millones en 2022 y otros 5.000 el próximo año del PIB si el remedio contra el virus no llega en el primer tramo de 2021, tal y como maneja el Gobierno.

previsiones vacuna y sin ella

Los expertos de la organización revelan que “una de las principales incógnitas reside en la efectividad de las recién anunciadas vacunas. Si bien la OMS, y con ella muchos expertos, considera que es un remedio eficaz estará disponible en el curso de 2021, todavía se desconoce el porcentaje de la población que se vacunará, ni la permanencia en el tiempo de la inmunidad”.

Por eso, los analistas revelan que “la economía española retrasaría su recuperación” en al menos un año si el remedio no llega a tiempo. 

Aumento del consumo con vacuna

Con la campaña de vacunación, se debilitarán los dos principales factores que han lastrado la actividad hasta ahora. En primer lugar, aumentará el gasto en consumo privado y se normalizará la tasa de ahorro de las familias, que en 2022 podría situarse en torno a su nivel de equilibrio, estimado en el 8,8%.

Es decir, que traduciendo porcentajes en números, Funcas viene a decir que con un escenario con vacuna el consumo privado se incrementará en 14.000 millones el año que viene y algo más de 25.000 adicionales en 2022.

En segundo lugar, se recuperará el turismo procedente del exterior aunque, en función del calendario de la llegada del remedio, el sector solo se restablecería parcialmente en 2021 -la actividad alcanzaría el 50% del nivel de 2019, frente al 30% en 2020-. En 2022, el volumen de actividad sería todavía del 85%. 

Débil comportamiento de la economía este año

Por otra parte, Funcas también deja constancia que el débil comportamiento de la economía en este tramo final de 2020 seguirá en el comienzo de 2021,” aunque la recuperación se afianzará a medida que avance el ejercicio por la llegada de la vacuna y en menor medida por los fondos europeos”. 

Si en 2020 la única aportación procede del consumo público, ya que el resto de componentes de la demanda detraerán actividad, en 2021 aportarán todos, destacando el rebote del consumo privado. Tanto la inversión como el sector externo también tendrán un impacto favorable.

Una deuda disparada sin tratamiento

La deuda española también está pendiente de la vacuna contra el coronavirus. En el mismo informe, Funcas pronostica que el gasto público se irá por encima del 122% de no llegar a tiempo el tratamiento a mediados de 2021. 

deuda pública de la deuda española

Por último, los expertos alertan que en el hipotético caso de que las dosis de las diferentes empresas farmacéuticas no estén generalizadas en la primavera del año que viene, la crisis “podría dejar un legado de paro de larga duración y de insolvencia de empresas, elevando el riesgo de un contagio financiero”.