El gasto en pensiones se dispara un 11% y roza los 12.000 millones al mes

Aumentan el número de pensiones y de pensionistas, pero la subida en la nómina se debe, sobre todo, a la revalorización de las pensiones del 8,5% conforme al IPC

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados. EFE/ Mariscal.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados. EFE/ Mariscal.

El gasto de la Seguridad Social en pensiones contributivas, aquellas a las que se accede según las cotizaciones sociales, se dispara con el inicio de 2023 en un 10,76% respecto a diciembre de 2022 y asciende a 11.902 millones de euros al mes. De esta manera, el gasto en pensiones contributivas se sitúa en el 11,7% del PIB en los últimos doce meses hasta enero, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Aunque también crecen el número total de pensionistas y de pensiones pagadas, estas últimas en un 0,88%, y se rebasa la barrera de los 10 millones, hasta las 10.009.149 pensiones, la mayor parte del incremento de la nómina de las pensiones contributivas este enero se debe a la revalorización del 8,5%, conforme al IPC medio, según establece la primera parte de la reforma de pensiones del ministro José Luis Escrivá. De hecho, el aumento del gasto en enero de 2023 casi duplica al que se efectuó en el mismo mes de 2022, que fue del 6,52%.

En cuanto al número de pensionistas, el número asciende a los 9.067.433, elevándose un 0,80% respecto a diciembre y evidenciando que hay 941.716 pensionistas que perciben dos pensiones a la vez.

Del total de la cuantía abonada, 8.648,9 millones han ido a pensiones de jubilación, el 72,7%, mientras que a pensiones de viudedad se han destinado 1.996,4 millones; a las prestaciones por incapacidad permanente, 1.062,9 millones, a las de orfandad, 162,5 millones, y a las prestaciones en favor de familiares, 31,2 millones.

Los nuevos jubilados cobran en torno a los 1.500 euros

La pensión contributiva media, que incluye las de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y en favor de familiares, se sitúa en enero en los 1.189,12 euros mensuales, lo cual supone un máximo histórico y un incremento del 9,8% respecto al mes anterior. Algo más se eleva la pensión media de jubilación, un 9,83%, hasta los 1.368,31 euros al mes, y la pensión contributiva más baja, la de orfandad, se sitúa en los 476,90 euros.

El alza en las pensiones medias se debe a que las que los nuevos pensionistas que se dan de alta, los primeros de la generación del Baby Boom, tienen derecho a mayores pagas respecto a los que se dan de baja por defunción. Tanto es así que la pensión media de jubilación de las nuevas altas ascendió en diciembre de 2022, último mes con datos, a los 1.462,82 euros, 94,5 euros más que la pensión media de jubilación. El dato es aún mayor si solo se mira el régimen general, donde la pensión media de jubilación de las nuevas altas asciende a 1.559,32 euros al mes.

Quienes tiran a la baja de la media de la pensión de jubilación son los trabajadores del régimen de autónomos, con 910,9 euros al mes de media en enero, frente a los 1.527,81 euros del régimen general, los 2.666,92 euros de los jubilados de la minería del carbón o los 1.518,71 euros del régimen de trabajadores del mar.

Por otra parte, la Seguridad Social detalla que 409.970 pensiones han percibido el complemento por brecha de género, de las que un 92,3 % son mujeres (378.457), con un importe medio mensual de 66,2 euros. Este complemento de brecha de género, vigente desde febrero de 2021, consiste en una cuantía fija de 28 euros al mes por hijo, que se aplica desde el primer hijo.