Glovo desafía al Tribunal Supremo: “Vamos a seguir trabajando con el mismo modelo”

Glovo asegura a sus ‘riders’ que hasta que no haya una legislación no habrá cambios, a pesar de las sentencias judiciales

Glovo tensa la cuerda en su batalla con el Ministerio de Trabajo por el régimen laboral al que deben estar acogidos sus repartidores. Pero no solo le mide el pulso a Yolanda Díaz, también a las decisiones judiciales que se han venido dando en los últimos meses, incluida la del Tribunal Supremo.

La compañía de reparto a domicilio mantuvo una conversación con sus riders de más de una hora para ofrecer su punto de vista sobre la nueva regulación en la que trabaja el Gobierno. Además, el encuentro, al que ha tenido acceso Economía Digital, intenta despejar las muchas dudas que deja la situación actual la de los repartidores. 

Pero Glovo, de momento, sigue en sus trece y no parece que vaya a cambiar su modelo de contrataciones. Los fundadores de la compañía dejan claro durante buena parte de la charla con sus trabajadores que no tiene la intención de moverse un ápice en lo que respecta a la colaboración entre repartidores y empresa.

Glovo asegura que acata la sentencia

“La sentencia se ciñe a un trabajador. Crea doctrina, pero no dice que nos cambie el modelo. Por tanto, acatamos la sentencia pero seguiremos operando bajo las mismas condiciones”, recalca Miguel Ferrer, responsable de asuntos públicos en Glovo tras una cuestión a lo relativo de un rider durante la reunión mantenida esta misma semana. 

Lejos de zanjar el tema, el directivo de la compañía, vuelve a incidir: “Es solo una sentencia, es solo una sentencia (repite) y esto no significa que de la noche a la mañana tengamos que cambiar”.

Antes de dar comienzo a la ronda de cuestiones, el fundador de Glovo, Sacha Michaud, fundador de la empresa, también quiso dejar claro a los presentes que nada, mientras el Gobierno no se lo indique, se modificará. “No va a cambiar el modelo a corto plazo. Queremos seguir con este régimen porque muchos de vosotros así lo queréis”, remarca.

Confían en que no salga adelante

Los directivos de la compañía, por otra parte, cuentan a los más de 500 repartidores que se conectaron a una especie de rueda de prensa promovida por Glovo, que “confían en que este modelo salga adelante” y es por esta razón por la que las nuevas contrataciones seguirán siendo como hasta ahora viene siendo habitual.

De hecho, los mandamases consideran que cuentan con el apoyo de la patronal. Glovo cree que gran parte de las empresas de la CEOE apoyan el modelo laboral, por lo que desde las altas esferas de la empresa entienden que habrá un punto de acuerdo entre el Ministerio de Trabajo y las peticiones de la sociedad. 

Un modelo mixto

¿Y qué es lo que pide la startup? Los directores defienden que hay repartidores dentro de su plantilla que quieren seguir siendo autónomos por lo que piden al Ministerio de Trabajo que “escuchen el deseo de parte de los riders.

A su vez, Glovo también entiende que la cuota de autónomos es excesiva para aquellos repartidores que no cumplen con las 40 horas semanales. Por eso, la directiva negocia con el Gobierno un modelo para los autónomos para que paguen en función de las horas trabajadas. 

“El modelo en el que actualmente estamos trabajando es el más eficaz y no habrá cambios en el presente”, inciden una y otra vez en la reunión.

Nuevas altas

Por otra parte, y a pesar de que el Ministerio de Trabajo y el Tribunal Supremo han dejado clara la relación directa que mantienen ambas puertas, las diferentes asociaciones de trabajadores se quejan de que cada “día se producen nuevas altas bajo el régimen de autónomo”. “Es incomprensible que tras la actuación de la Seguridad Social y de las sentencias judiciales sigan haciendo estas contrataciones”.

Este medio se ha puesto en contacto con la empresa y niegan que existan nuevas contrataciones salvo en la nueva rama en la que trabaja. “Es una prueba piloto, que realizamos a través de un proveedor externo, desde hace unos meses y que nos permite entender mejor aquellos servicios que tienen una logística muy diferente a la del food delivery”, narra la compañía.

“Estos tests se realizan en áreas que representan una parte minoritaria de la actividad total de la plataforma para testear diferentes variables de la operativa”, asevera. 

Nueva sentencia contra Glovo

La reunión entre directivos y trabajadores se produjo tan solo unas horas antes de que se produjera un nuevo golpe judicial contra los intereses de la empresa. Un juzgado de Santander reconoce a 85 riders suscritos a la plataforma de delivery como empleados.

El juez estima así la demanda presentada por la Seguridad Social, que aportó actas de liquidación y sanción sobre la actividad de Glovo, sometida a inspección entre abril de 2018 y mayo de 2019.

En su resolución, se refiere a la reciente sentencia del Tribunal Supremo de septiembre pasado, en la que declaró la existencia de una relación laboral entre la empresa y un repartidor, y consideró que Glovo no es una mera intermediaria en la contratación de servicios entre comercios y repartidores.

La Seguridad Social pide 16 millones

Cabe recordar que Inspección de Trabajo dio de alta de oficio en la Seguridad Social a más de 18.000 repartidores en apenas un mes, tal y como contó Economía Digital recientemente. 

Por eso, el Gobierno reclama un total de 16,2 millones de euros por las cotizaciones impagadas de los trabajadores considerados como falsos autónomos. Según indicó la sociedad, no se han efectuado los pagos puesto que son “causas abiertas” judicialmente. 

Las distintas inspecciones se han realizado en 16 provincias españolas (Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga, Granada, Asturias, Baleares, Murcia, Córdoba, Valladolid, Burgos, Salamanca, Pontevedra, Cantabria y Badajoz).