Gobierno, patronal y sindicatos avanzan en la prórroga de los ERTE

Las tres partes no ven con malos ojos una prórroga hasta el 31 de mayo

La negociación por los ERTE avanza. Gobierno, sindicatos y empresarios han avanzado en el futuro acuerdo durante la reunión celebrada este viernes, la que marcaba el inicio de las conversaciones a tres bandas, de prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de mayo.

Pese a que las primeras informaciones hablaban de un preacuerdo a tres bandas, CEOE se desmarca de este extremo. Fuentes de la patronal trasladan que “el Gobierno ha planteado un documento que hay que estudiar de cara a volver a reunirse la próxima semana”.

La oferta del Ejecutivo busca frenar las pretensiones de la CEOE. La patronal presidida por Antonio Garamendi ha puesto sobre la mesa que los ERTE deban extenderse hasta, al menos, el mes de junio. Así lo ha afirmado el propio Garamendi este viernes en una entrevista a Onda Cero.

No obstante, el calendario propuesto por el Ejecutivo en este primer encuentro ha sido acogido positivamente por, almenos, los sindicatos (CCOO y UGT). El encuentro ha durado aproximadamente tres horas (desde las 10h de la mañana hasta las 15.00h de la tarde).

Pese a que las primeras informaciones hablaban de un preacuerdo, CEOE se desmarca de este extremo

Las tres partes, a diferencia de la última negociación para una prórroga, avanzan en el diálogo y coinciden en que esta vez no deben apurar tanto los plazos. El objetivo ahora es que el acuerdo no se selle más allá del 15 de enero.

Ahora mismo, de acuerdo a los datos del propio Gobierno, los ERTE mantienen a 755.000 trabajadores en suspensión de empleo desde hace nueve meses. La evolución de los datos muestran que el número de empleados bajo ERTE no disminuyen, sino todo lo contrario. 

Garamendi pide menos penalizaciones en los despidos

Garamendi también se ha referido esta mañana en su entrevista radiofónica a la necesidad de eliminar trabas en los despidos. Esta petición de la CEOE va dirigida a las exoneraciones que las empresas reciben por los ERTE y más tarde deben devolver a la administración si terminan despidiendo.

“Lo que no puede ser es que se las obligue (a las empresas) a devolver todas las exenciones por haberse acogido a un ERTE”, ha afirmado Garamendi en el programa Más de Uno.

Y es que los empresarios no entienden por qué las empresas acogidas a un ERTE están tan penalizadas si incumplen el deber de mantener los puestos de trabajo durante los seis meses posteriores al reinicio de su actividad. En ese supuesto, deben devolver las exenciones a la Seguridad Social recibidas por todos los trabajadores del ERTE y no solo por los que son despedidos.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.