Hacienda ingresará 19,5 millones con el sorteo del Niño aunque los premios tributan menos que los de Navidad

Loterías del Estado y la ONCE informarán mensualmente a la Agencia Tributaria de los premios pagados y la identificación del perceptor y los detalles del sorteo y el pago para abrir investigaciones a fundaciones, asociaciones y entidades sin fines de lucro

Lotería Sorteo del Niño. EFE

Los Reyes Magos también traerán un regalo para la Agencia Tributaria con un ingreso de hasta 19,5 millones de euros de los premios que se repartirán en el Sorteo de El Niño, que se celebra este jueves 6 de enero, siempre y cuando se vendan todos los décimos del primer y segundo premio, los únicos que tributan, ya que la tributación en este sorteo es menor que en la del de Navidad.

Este es el cálculo que realiza el colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) respecto al ‘regalo’ que recibirá el Fisco a modo de ingresos para las arcas públicas, ya que, en total, este sorteo repartirá 700 millones de euros en premios, según los datos facilitados por la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE).

Cabe destacar que, a diferencia del Sorteo de Navidad, el Sorteo de El Niño sólo grava a los dos primeros premios de 200.000 y 75.000 euros por décimo, respectivamente. De esta manera, los afortunados con el tercer premio recibirán los 25.000 euros íntegros.

Asimismo, los agraciados que compartan un premio superior a los 40.000 euros tendrán que pagar a Hacienda la parte correspondiente a su participación, aunque ésta sea inferior a esa cifra, ya que el gravamen se exige sobre la cuantía que supere los 40.000 euros del décimo premiado, siendo indiferente en cuanto esté participado.

¿Cuánto toca por décimo?

Así las cosas, del primer premio de la Lotería del Niño, dotado con 200.000 euros, el ganador obtendría 168.000 euros, ya que 32.000 euros irían para Hacienda, mientras que del segundo premio de 75.000 euros percibiría 68.000 euros, con un gravamen que le restaría 7.000 euros. Los agraciados con el tercer premio en cambio sí recibirán los 25.000 euros íntegros del premio.

Dado que se aplica ese gravamen de loterías, los premios no tienen ningún impacto en el IRPF de los agraciados, quienes sólo añaden en su declaración los rendimientos que les genere el dinero conseguido, como los intereses bancarios.

Incluso, explican los técnicos de Hacienda, no les afectan para pedir becas, prestaciones de asistencia u otras ayudas públicas que dependan de los ingresos y no del patrimonio, ya que la cuantía del premio no se incluye en la base del IRPF, aunque sí hay que incluirlo en el Impuesto sobre Patrimonio si alcanza el mínimo autonómico para presentarlo.

Gestha pide volver al mínimo exento de 2.500 euros

Por ello, los técnicos de Hacienda vuelven a pedir al Gobierno de coalición que reponga el mínimo exento de los premios de Loterías, ONCE y Cruz Roja a los primeros 2.500 euros, límite vigente entre 2013 y el 4 de julio de 2018, al no ver «ninguna justificación» para que no tribute una ganancia del juego de 40.000 euros, pero sí lo haga la prestación por desempleo o una subvención de 1.000 euros.

No obstante, Gestha recuerda a los afortunados que contraten un seguro de los que, según se promociona, “te devuelve los impuestos de la lotería” que el cobro de la indemnización equivalente al impuesto retenido también tributará como incremento de patrimonio, por lo que deberían incluirlo en su declaración de la renta correspondiente al año en que la perciban, junto al resto de sus rendimientos sometidos a la escala general.

Investigación de los «premios sospechosos»

Los técnicos de Hacienda celebran que este año -por primera vez podrán investigar los “premios sospechosos”, cuando entre en vigor de la ley de prevención del fraude fiscal que se tramita en el Congreso, que permitirá a la AEAT “conocer inmediatamente” los premios pagados con o sin retención, identificar al ganador, las fechas del sorteo o apuesta y del pago del premio, entre otros datos relevantes, algo que vienen demandando desde hace varios años.

Concretamente, la ley ley de prevención del fraude de julio de 2021 ha establecido una disposición legal para que la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado y la ONCE informen mensualmente a la AEAT de los premios pagados e identifique al perceptor y a su representante legal, la fecha de celebración del sorteo o apuesta, la fecha de pago del premio y la forma de pago.

Según cálculos del sindicato, las fundaciones, asociaciones y entidades sin fines de lucro acumulan el 98,2% de los 714 millones en premios obtenidos por las personas jurídicas desde 2017, motivo por el que sigue reclamando a la AEAT que les permita abrir las investigaciones tributarias y de blanqueo de capitales a las entidades jurídicas, así como a las personas que ganaron grandes premios en distintos sorteos, antes de que prescriba la posibilidad de investigar los fraudes que podrían haberse cometido.

El impacto de esta medida disuasoria ha sido «muy importante», según los técnicos de Hacienda, ya que hasta octubre de este año las entidades jurídicas habrían ganado 3,8 millones en premios de Loterías de más de 40.000 euros cada uno, cifra muy alejada de los 340 millones logrados con grandes premios en el mismo periodo de 2020.