Josep Oliu se asegura la vicepresidencia de BBVA tras venderle el Sabadell

Carlos Torres mantendrá la presidencia y Onur Genç, la dirección. El papel de Jaume Guardiola está en el aire

Josep Oliu, de 71 años, se resiste a abandonar la primera línea y ni la fusión de Banc Sabadell con BBVA, en la que mandará la entidad de origen vasco, le apartarán de la vida activa. El presidente del banco catalán será vicepresidente tras la venta, mientras que Carlos Torres Vila se mantendrá como número uno.

Fuentes financieras han explicado a Efe que los presidentes de ambos bancos, que negocian su fusión, han pactado ya el reparto de poder, con continuidad de los dos hombres fuertes de BBVA y un sillón para los últimos años de Oliu en activo, mientras que la duda es el papel que jugará Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell.

La operación será en realidad la absorción del Sabadell por BBVA, ya que esta entidad vale diez veces lo que la catalana. Aunque pague una prima, está claro que será la que mandará, por lo que probablemente la marca Sabadell desaparezca y parte de su cúpula y su estructura sigan la misma suerte.

Carlos Torres, presidente de BBVA (izquierda) y Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell (segundo por la derecha), en un acto de la AEB. EFE

Carlos Torres, presidente de BBVA (izquierda) y Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell (segundo por la derecha). EFE

Por ello, Carlos Torres Vila seguirá en la presidencia, un cargo que ostenta con algunas tareas ejecutivas, como pactó con el Banco Central Europeo cuando tomó el relevo de Francisco González. Torres elegirá al consejero delegado y nada hace pensar que no vaya a seguir el turco Onur Genç, que ocupa el puesto desde hace dos años y que cuenta con la total confianza de su presidente.

En el aire está el futuro de Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell que Oliu fichó precisamente de BBVA. Según adelantaba El Confidencial, el directivo haría, a sus 63 años, el último servicio a la que ha sido su casa en los últimos 13 años quedándose en la dirección hasta el fin de la fusión, dejando entonces la compañía.

El futuro de Guardiola hace años que es objeto de especulaciones y su salida no sorprendería a nadie en el sector. Las fuentes consultadas por Efe, sin embargo, no dan por finalizada su trayectoria en la entidad y aseguran que podría continuar con un puesto ejecutivo importante para seguir aportando su experiencia.

La fusión de BBVA y Sabadell, todavía pendiente del precio

BBVA y el Sabadell siguen negociando la fusión con, entre otras cuestiones, como las personales, la ecuación de canje. Es decir, el precio. A finales de esta semana se reúnen los consejos de administración de ambos bancos aunque son los ordinarios y no está previsto que aprueben nada con respecto a la fusión.

Será previsiblemente en diciembre cuando los consejos se reunirán, probablemente de forma extraordinaria, para dar el visto bueno a la operación si las negociaciones llegan a buen puerto.

La compra del Sabadell consolidará a BBVA como el segundo mayor banco español, lejos todavía del Santander, y le acercará a Caixabank-Bankia en la batalla por el liderazgo del mercado nacional. Se prevé que cierren más de 1.200 oficinas y que puedan dejar sin trabajo a unos 8.000 empleados.