Carlos Torres, presidente de BBVA (izquierda) y Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell (segundo por la derecha), en un acto de la AEB. EFE
stop

Un informe de Barclays asegura que sobran el 30% de las sucursales y la mitad de sus empleados

Xavier Alegret

Economía Digital

Carlos Torres, presidente de BBVA (izquierda) y Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell (segundo por la derecha), en un acto de la AEB. EFE

Barcelona, 17 de noviembre de 2020 (20:00 CET)

La fusión de BBVA y Banc Sabadell, si termina con éxito, traerá consigo una reducción de la red y de la plantilla, como ya temen CCOO y UGT. Todavía es pronto para que salgan cifras oficiales, pues están aun en la fase de due diligence, pero los analistas ya están haciendo números y los primeros hablan del cierre de 1.200 oficinas y un recorte de 8.000 empleos que, en el peor de los casos, podría llegar a 12.000.

Un informe de Barclays estima que los bancos que presiden Carlos Torres Vila y Josep Oliu cerrarán 1.232 oficinas, el 30% de su red en España, que es de 4.240 sucursales. Calcula que estas son las redundantes, que ambos bancos tienen en los mismos distritos postales, especialmente en Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana.

Aunque el informe no incluye el dato de posibles despidos, prejubilaciones y salidas, estima que habría un excedente de la mitad de la plantilla de estas oficinas. Dado que la media de empleados de una sucursal de BBVA es de siete personas y la de una del Sabadell, de nueve, las salidas serían entre 4.600 y 4.900 personas.

La fusión de BBVA y el Sabadell comportaría entre 4.000 y 12.000 salidas, según el escenario más o menos favorable de la economía

Pero este cálculo, para un escenario intermedio, ni de crisis severa ni de mejora repentina de la economía, solo incluye a los empleados de oficina. El mismo informe habla, sin embargo, de que las entidades tendrían que destinar 907 millones de euros a costes de reestructuración.

Teniendo en cuenta, según cálculos también de Barclays, el coste medio de despedir a un empleado de BBVA (sobre 120.000 euros) y del Sabadell (105.000), implicaría unas 8.000 salidas, aunque la cifra puede oscilar en función de si hay más empleados afectados de uno u otro banco. Dependerá de dónde se concentren los recortes y de los trabajadores que se acojan al ERE o las prejubilaciones.

Oficina del BBVA

Estos cálculos son para un escenario medio. Para otro desfavorable, la cifra se acercaría a las 12.000 salidas. El banco de inversión prevé que sobrarían tres de cada cuatro empleados de las oficinas cerradas, lo que arroja una cifra de unos 7.000, a lo que habría que añadir 5.000 de servicios centrales, con un coste de reestructuración de 1.361 millones de euros. Dada la crisis de la pandemia de coronavirus y el gran peso de pymes del Sabadell, no es un futuro improbable.

En el horizonte más favorable, el excedente de plantilla total no llegaría a las 4.000 personas, con un gasto de reestructuración de 454 millones. Solo serían prescindibles el 25% de las personas que trabajan en las 1.212 oficinas cerradas, unas 2.300, por lo que el resto serían reubicadas.

Los recortes de BBVA-Sabadell se sumarán a los de Caixabank-Bankia y Unicaja-Liberbank

Los recortes en BBVA y el Sabadell se sumarán a los de Caixabank y Bankia, cuyas cifras tampoco se conocen todavía pese a que se ha hablado también de unos 8.000 posibles afectados, y a los de Unicaja y Liberbank, la tercera fusión en marcha.

Pero el propio Sabadell está inmersa en la negociación de un plan de prejubilaciones y bajas voluntarias incentivadas, que está previsto que afecten a 1.800 personas. Estas salidas, si se producen antes de que termine la fusión, podrían rebajar el ERE o las prejubilaciones de la nueva BBVA, pero todavía es pronto para saber cómo terminará.

Hemeroteca

Banc Sabadell BBVA
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad