Las medidas del Gobierno suben el déficit hasta 4,7 % del PIB, según Airef

Teniendo en cuenta únicamente las medidas anunciadas el sábado, el Estado dejará de ingresar 1.152 millones de euros al reducir el IVA de la electricidad y otros 620 con la bajada del impuesto especial de la electricidad.

Sesión de Control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Pleno del Congreso este miércoles. Eva Ercolanese (PSOE)

Las medidas aprobadas este sábado por el Gobierno para hacer frente a la crisis energética supondrán un incremento del déficit en 2022 de medio punto, hasta el 4,7 % del PIB, según ha estimado la presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero.

En su comparecencia en el congreso, Herrero ha explicado que ese incremento alcanza un punto si se tienen en cuenta todas las medidas en vigor, desde el 1 de abril hasta el 31 de diciembre, cuyo coste total supone 13.061 millones de euros.

Así, teniendo en cuenta únicamente las medidas del sábado, el Estado dejará de ingresar 1.152 millones de euros al reducir el IVA de la electricidad y otros 620 con la bajada del impuesto especial de la electricidad.

Respecto a las medidas de gastos, la más costosa será la bonificación al carburante (3.465 millones), seguida de otras ayudas a particulares (717 millones), las ayudas directas a particulares (540 millones) y ayudas sectoriales (495 millones).

Herrero ha recordado -durante su comparecencia en comisión para explicar el Informe sobre la Actualización del Programa de Estabilidad 2022-2025- que la AIReF avaló el pasado mes de mayo el escenario macroeconómico presentado por el Gobierno, unas previsiones que volverán a evaluarse en julio, según ha dicho, teniendo en cuenta que persisten muchos de los riesgos previstos e incluso algunos ellos ya se han materializado.

Ha citado la pandemia y la estrategia covid cero de China; los cuellos de botella, la escasez de materias primas y la crisis energética; la invasión de Ucrania por parte del ejército ruso; la mayor intensidad y persistencia de la inflación; el endurecimiento de las condiciones financieras y los efectos de segunda ronda y pérdida de competitividad.

Todo ello, según la presidenta de la Airef, haría revisar a la baja las previsiones macroeconómicas, al igual que están haciendo en las últimas semanas muchos organismos internacionales, que coinciden en bajar la previsión de crecimiento y subir la de inflación.

Sobre el escenario fiscal 2022-2025, Herrero ha insistido en que el contexto geopolítico y económico requiere de una actualización de la política fiscal a corto plazo, medidas que deberían ir acompañadas de una estrategia de medio plazo que permita alcanzar una senda realista de reducción de deuda una vez retiradas las medidas.

La Airef ha formulado dos nuevas recomendaciones al Ministerio de Hacienda, una de ellas destinar los ingresos que se materialicen por encima de lo previsto y aquellos de carácter temporal a acelerar la reducción del déficit estructural y evitar incrementos de gasto .

La otra recomendación es la de evaluar el impacto de las medidas ya adoptadas en términos de eficiencia y si fuera necesario diseñar nuevas medidas hacerlo atendiendo a criterios de eficacia, eficiencia e impacto redistributivo.