Los accionistas de Caixabank aprobarán la fusión con Bankia el 3 de diciembre

El consejo de administración del banco convoca su junta a principios de diciembre en Valencia. La de Bankia se celebrará dos días antes en el mismo sitio

Los accionistas de Caixabank aprobarán la fusión con Bankia el jueves 3 de diciembre. El consejo de administración del banco catalán se ha reunido este viernes para convocar la junta de accionistas extraordinaria que refrendará la creación del mayor banco de España.

Según ha comunicado la entidad a la CNMV, la junta se celebraría en primera convocatoria el 2 de diciembre y en segunda el 3 de diciembre a las 11 de la mañana, si bien ya avisa que previsiblemente se celebrará en segunda convocatoria.

La reunión, a la que se podrá asistir de forma presencial o telemática, tendrá lugar, como viene siendo habitual desde que Caixabank se llevara la sede social de Cataluña, en el Palacio de Congresos de Valencia, donde tanto el banco de La Caixa como Bankia tienen su domicilio social.

El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri celebrará su junta dos días antes, el 1 de diciembre, en el mismo sitio, en primera convocatoria. La aprobación de la fusión está asegurada pues el primer accionista de Bankia, el FROB, tiene el 60% de las acciones.

Un paso clave en la fusión de Caixabank y Bankia

La entidad controlada por la Fundación Bancaria La Caixa y la que está bajo el mando del Estado aprobaron la unión el 17 de septiembre. El grupo que preside Isidro Fainé tendrá el 30% mientras que el Estado asumirá un 17% del mayor banco de España, que mantendrá el nombre de Caixabank y la sede en Valencia.

Goirigolzarri pasará a ser presidente de Caixabank, aunque su cargo será institucional y con pocas atribuciones ejecutivas. El hombre fuerte del banco en el día a día seguirá siendo Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank y persona de la máxima confianza de Fainé.

Tras el plácet de los consejos, con los principales puntos del acuerdo ya pactados, el gran trámite pendiente es la aprobación por parte de los accionistas, cuya luz verde es imprescindible, aunque no se prevé que haya problemas.

Cuando los accionistas den el visto bueno a la fusión podrán empezarse los trabajos de integración y se prevé también que tanto Caixabank como Bankia se pongan en contacto con los representantes de sus respectivas plantillas para explicarles la operación y empezar a hablar de los posibles recortes.

Nomura bendice la operación: es buena para el Estado

Por si había alguna duda, el FROB ha comunicado su apuesta por la fusión y ha informado que el banco de inversión Nomura, que ha ejercido de asesor independiente, ha emitido una recomendación favorable.

“Se ha concluido que la fusión mejoraría el valor de la participación indirecta en Bankia y tendría un efecto positivo sobre las perspectivas de recuperación de ayudas en futuras desinversiones”, ha asegurado el FROB en un comunicado.