Moody’s no ve mejoría en la deuda francesa

La agencia de calificación de riesgo considera que la perspectiva fiscal es "negativa"

La agencia de calificación Moody’s considera “improbable” una mejora del rating de la deuda de Francia “a corto plazo” dada la “negativa perspectiva” en materia fiscal y de reformas estructurales, según se desprende de su último informe publicado este viernes.

“Dada la perspectiva negativa, una mejora (de la calificación de la deuda francesa) es improbable a corto plazo”, sentencia Moody’s, que ha decidido mantener la calificación de Francia en el ‘Aa1’ con perspectiva negativa.

Presiones fiscales

Moody’s supedita cualquier mejora en la perspectiva o degradación de la nota de ‘Aa1’ a la forma en la que el Gobierno galo afronte las “presiones fiscales y los desafíos estructurales de la economía”.

La política fiscal, principal herramienta utilizada por el presidente François Hollande para hacer frente al déficit público, y las reformas estructurales, que tanto Bruselas como Fráncfort urgen, “determinarán conjuntamente la probabilidad de que Francia estabilice o reduzca su ratio de deuda en el Producto Interior Bruto (PIB) durante los próximos años”, indica Moody’s.