El Sabadell plantea prejubilar con 57 años e indemnizaciones de 35 días

Cataluña sería la más afectada por este ajuste de plantilla, que sumaría 700 despidos sobre todo entre el personal administrativo

El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu. EFE

La propuesta de Banc Sabadell para ajustar su plantilla prevé prejubilaciones a partir de los 57 años y bajas incentivadas con indemnizaciones de 35 días por año trabajado. Así lo ha transmitido la entidad financiera a los sindicatos, que prevé para los trabajadores de 63 y 64 años un 20% de salario anual asignado, mientras que para los mayores de 65 años ofrece el 10% del mismo. 

Cataluña, donde se concentra el mayor número de oficinas, sería el área más afectada con 700 despidos sobre todo entre personal administrativo. Tras la región catalana, le siguen la zona este del país, con unas 674 salidas y del centro del territorio español, con algo más de 170 afectaciones.

La entidad pide celeridad a los sindicatos

El Sabadell habría trasladado su intención de querer alcanzar un acuerdo lo antes posible y no más tarde del 17 de noviembre. La entidad añade prisa al proceso con la finalidad de poder iniciar la tramitación de las salidas en el primer trimestre de 2021.

CCOO considera que estas condiciones de salida deben replantearse al alza y propone ampliar el margen de edad para acceder al plan de prejubilación. También ve necesario que se aumente el tipo máximo a cobrar y que se concrete el convenio especial.

Igualmente, quieren saber qué pasará con las condiciones financieras de las cuentas corrientes y tarjetas, los préstamos personales o las hipotecas, de aquellos empleados que se desvinculen a través del plan y que hasta ahora disfrutaban de ventajas. El sindicato estudiará con mayor profundizad el marco propuesto y elaborará una contraoferta para presentarla en la reunión que tendrá lugar el martes 10 de noviembre.

Un banco afectado por la crisis

El banco aficando en Alicante es uno de los más afectados por la actual crisis, como demuestra su caída de resultados y del valor en bolsa. La pandemia de coronavirus llegó justo cuando el Sabadell estaba empezando a ver los beneficios de TSB tras una difícil y muy cara integración tecnológica.

Ahora, tras el anuncio de fusión de Caixabank y Bankia, se le señala como el verso suelto que terminará por protagonizar alguna fusión o por ser objeto de una absorción. La prioridad del Sabadell es, oficialmente, seguir en solitario aunque analizar cualquier oportunidad de dar valor al accionista. Justo lo mismo que persigue BBVA, que admite que analiza o ha analizado la compra del banco catalán.