Sánchez se alía con el sindicalismo europeo para blindar reformas ante “interferencias” de Bruselas

El Gobierno se une a la Confederación Europea de Sindicatos (CES) para batallar reformas y directivas de impulso español como las de salarios mínimos y plataformas digitales

Pedro Sánchez se reúne con Luca Visentini y los líderes sindicales españoles

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha consensuado en los últimos meses con la Confederación Europea de Sindicatos (CES) tejer una alianza junto al resto de fuerzas progresistas y organizaciones sociales para hacer frente a las presiones de parte de la Comisión Europea a las reformas e iniciativas impulsadas a modo de directivas a nivel europeo.

Así lo confirman a Economía Digital en fuentes de la organización sindical europea y gubernamentales, que hablan de “interferencias” de parte de la Comisión Europea en algunas de las reformas impulsadas por España y trasladadas a escala europea a modo de directivas.

Desde Moncloa circunscriben esta alianza política a la unión del Gobierno español con el sindicalismo europeo para lograr sacar adelante las iniciativas impulsadas desde España en Bruselas a modo de directivas europeas, concretamente a las directivas sobre salarios mínimos y plataformas digitales actualmente en negociación.

Desde la parte sindical alertan de que una parte de la gobernanza europea en connivencia con intereses empresariales estaría tratando de poner freno a estas directivas que defiende a ultranza el gobierno español con el apoyo de otros Estados miembros.

“Interferencias” en las reformas españolas

Con todo, fuentes sindicales también apuntan a Economía Digital que a lo largo de los meses de negociación entre el Ejecutivo español, con presencia habitual de la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, con la Comisión Europea y los equipos técnicos de ambos Ejecutivos (nacional y europeo) se produjeron “interferencias” en algunas de las reformas planteadas por el Gobierno de coalición.

Según estas fuentes, algunas de las reticencias puestas por algunos comisarios europeos se referían a los planteamientos en materia de reforma laboral y de pensiones, si bien finalmente los equipos negociadores alcanzaron un consenso tras limar algunos puntos.

Pero Sánchez ha coincidido en sus reuniones con el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Luca Visentini, de visita en Madrid este lunes, en la necesidad de poner fina las interferencias de una parte de la Comisión.

Así, el Gobierno de Pedro Sánchez consensuó el año pasado con Bruselas las 212 reformas e inversiones recogidas tras un análisis minucioso de la Comisión Europea, incluyendo las mediáticas reforma laboral y de pensiones, actualmente en negociación y tramitación, respectivamente, y la fiscal, postergada en su mayor parte para 2023.

Estas reformas fueron plasmadas y detalladas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia aprobado por el Gobierno, que logró el visto bueno de Bruselas y del Ecofin el pasado verano y que ha conllevado ya un primer anticipo modo de prefinanciación de 9.000 millones y la petición de un primer desembolso de otros 10.000 millones a recibir a primeros de año.

De cualquier forma, Visentini confirmó las “interferencias de ciertos comisarios europeos que lo único que querían e intentan es destruir las reformas que había implantado España y su Gobierno de una manera tan positiva tanto para España como para la. UE”.

La batalla por los trabajadores de plataformas digitales

En su visita a Madrid, Visentini mantuvo este lunes una reunión por la mañana con la dirección del CES y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, así como con los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo.

Visentini fue recibido por Pedro Sánchez por la tarde en el Complejo de la Moncloa, junto a los líderes sindicales españoles, y en los encuentros abordaron el Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales y las reformas que impulsa España, principalmente lo referido a la laboral y de pensiones, así como la estrategia para impulsar las directivas europeas.

En su comparecencia junto a Yolanda Díaz y los líderes sindicales españoles apeló a la importancia de mantener “firme” la alianza entre progresistas en gobierno y organizaciones de la sociedad civil de cara a las próximas directivas, como la referida a la de plataformas digitales.

Luca Visentini se reúne con Yolanda Díaz y los líderes sindicales españoles

En este marco, se publicó la carta suscrita por varios países miembros, como España, Alemania, Italia, Portugal y Bélgica, remitida a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, para que la próxima directiva europea sobre trabajadores de plataformas digitales, los denominados ‘riders’, sea lo más ambiciosa posible.

Y es que la Comisión tiene previsto presentar el próximo 8 de diciembre su directiva sobre la mejora de las condiciones de los trabajadores de empresas de plataformas digitales, por lo que los ministros de trabajo de estos Estados miembros presionan para garantizar un salario mínimo, su cobertura por convenios colectivos, vacaciones pagadas y protección ante riesgos de salud y seguridad con derecho a una baja por enfermedad retribuida y protección de la Seguridad Social.

Cabe recordar que los sindicatos europeos y organizaciones de repartidores y conductores se reunieron el pasado mes de octubre en Bruselas para denunciar y reclamar soluciones a nivel europeo a los problemas de los trabajadores de plataformas como Uber o Deliveroo.

El Gobierno español aprobó el pasado mes de mayo la conocida como ‘Ley de Riders’, que fijó la condición de asalariados de los repartidores y obligó a plataformas digitales como Glovo, Deliveroo o Uber Eats a reconocerles como trabajadores por cuenta ajena.

También fijó la representación legal de los trabajadores deberá ser informada de las reglas que encierran los algoritmos y los sistemas de inteligencia artificial que pueden incidir en las condiciones laborales por las que se rigen las plataformas, incluyendo el acceso y mantenimiento del empleo y la elaboración de perfiles. 

“La ley española de riders será un referente”, afirmó Visentini, destacando la importancia del a introducción de la regulación sobre los algoritmos y los derechos laborales reconocidos para los trabajadores de estas plataformas.

Directiva de salarios mínimos y revisión de las reglas fiscales

Esa “alianza” de Sánchez con el CES para blindar las reformas españolas y la directiva de plataforma digitales también se extiende a otras iniciativas impulsadas por España a escala europea como la directiva de salarios mínimos y negociación colectiva y la revisión de las reglas fiscales.

La directiva no fijará un salario mínimo a nivel europeo pero trata de establecer una remuneración justa y adecuada, ante la ausencia de salario mínimo en países como Austria, Chipre o Italia, y extender la cobertura de la negociación colectiva con el objetivo de que al menos el 80% de los trabajadores estén cubiertos por los acuerdos en el diálogo social.

En la rueda de prensa posterior a la reunión, Díaz cargó contra el voto en contra en el Parlamento europeo del PP a la negociación de la iniciativa, que deberá confirmarse el próximo 6 de diciembre en el Consejo Europeo, a pesar de que el el Grupo del Partido Popular Europeo (GPPE) votó a favor.

De su lado, Visentini desveló que en una reunión reciente de la CES y las patronales europeas con la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, mostró su preocupación porque los salarios no hubiesen subido lo suficiente en la mayoría de Estados comunitarios, ante lo que los sindicatos propusieron el refuerzo de la negociación colectiva, frente a las patronales que “no se les ocurrió decir nada”.

Igualmente, en los encuentros se ha abordado la revisión de las reglas fiscales europeas –fijan un límite de déficit del 3% y de deuda del 60% del PIB– actualmente en debate en el seno de la Unión, algo en lo que el Gobierno español y el sindicalismo europeo coinciden en la necesidad de “no permitir volver a la austeridad”.

El CES da su “apoyo total” a la reforma laboral del Gobierno

“Hemos forjado una excelente alianza con el Gobierno español. Le damos las gracias porque ha conseguido hacer avanzar en la UE y hacer progresar una serie de temas que sin ellos no hubiese sido posible”, ensalzó Visentini en presencia de Yolanda Díaz.

El líder sindical europeo también dijo que la Confederación Europea de Sindicatos apoya “totalmente” la reforma “crucial” del mercado laboral que impulsar el Gobierno español al ser “fundamental” para España y para la UE.

El Gobierno está apurando la negociación de la reforma laboral al mes de diciembre ante la falta de acuerdo y ha intensificado las reuniones, con un tercer encuentro esta semana, tras haberlos duplicado ya en las últimas semanas para intentar lograr el acuerdo con patronal y sindicatos.