El Gobierno quiere blindar los Presupuestos en el Senado para tenerlos aprobados el 22 de diciembre

El Gobierno tratará de no introducir cambios en la tramitación en la Cámara Alta para aprobarlos definitivamente y evitar que vuelvan al Congreso

El presidente del gobierno Pedro Sánchez, interviene durante la sesión de control al gobierno en el Senado. EFE/Kiko Huesca

El Gobierno logró sacar ayer adelante en el Congreso el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 con 188 votos a favor de once formaciones, las mismas que respaldaron las cuentas de este año, y ahora pretende blindar los Presupuestos en el Senado para que queden aprobados definitivamente en torno al 22 de diciembre, Día de la Lotería Nacional.

Esta es la intención que fuentes gubernamentales confirman a Economía Digital tiene Moncloa para la tramitación de las cuentas públicas del próximo año a su paso por el Senado, donde llegará el proyecto de Presupuestos, el próximo martes, 30 de noviembre para continuar su recorrido parlamentario al menos durante un mes más.

El Ejecutivo pretende evitar la introducción de nuevos cambios vía enmiendas a los Presupuestos durante las apenas cuatro semanas de tramitación que tendrá el proyecto en el Senado con el objetivo de que no tengan que volver al Congreso y que queden aprobados definitivamente en la Cámara Alta la penúltima semana de diciembre, evitando así tener que habilitar el Congreso la última semana del año, normalmente sin actividad por las vacaciones de Navidad.

Fuentes del Ejecutivo confían en lograr convencer a las formaciones que han respaldado las cuentas en el Congreso para evitar que presenten vetos o enmiendas durante la tramitación en el Senado, después de haber sido “generosos” y haber logrado acuerdos “sensatos” con las 200 enmiendas parciales introducidas durante su paso por el Congreso, que han movido otros 295,5 millones de euros.

La ‘lotería” de los PGE: aprobación la penúltima semana de diciembre

El calendario de tramitación del proyecto de ley de PGE aprobado por la Mesa del Senado en noviembre permitiría holgadamente al Gobierno tener aprobados los Presupuestos la penúltima semana de diciembre, siempre y cuando no se introduzcan cambios, y así proceder a su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para su entrada en vigor “en tiempo y forma” el 1 de enero.

En el Senado, el proyecto de Presupuestos sigue un procedimiento con una duración máxima de un mes, tal y como establece su propio Reglamento. El calendario marcado fija la entrada y publicación de las cuentas el martes 30 de noviembre y ese mismo día la designación de la ponencia.

Entre ese martes y el viernes 3 de diciembre se producirán las comparecencias de altos cargos del Gobierno para volver a explicar los números de los nuevos Presupuestos. Los grupos parlamentarios podrán presentar propuestas de veto generales y a las secciones hasta las 12 hora del viernes 3 de diciembre, mientras que dispondrán hasta las 18 horas del jueves 9 de diciembre para registrar enmiendas al articulado y las secciones.

El debate y votación de las propuestas de veto generales y a las secciones se realizará en un Pleno el jueves 9 de diciembre, previo al debate en Comisión de las enmiendas al articulado y las secciones. Ya en la Comisión de Presupuestos, la reunión de la ponencia y el dictamen de la Comisión se llevará a cabo la semana del 13 de diciembre.

Los grupos dispondrán hasta las 12 horas del viernes 17 de diciembre para presentar votos particulares y la tramitación concluirá en una última sesión plenaria que comenzará el martes 21 de diciembre. Fuentes del Ministerio de Hacienda confirman la previsión de que las cuentas puedan quedar aprobadas definitivamente en la jornada del Pleno del miércoles 22 de diciembre, Día de la Lotería, o el jueves 23 a más tardar.

En caso de que se produjera cualquier modificación en el texto remitido por la Cámara Baja, o si se aprueba un veto a los Presupuestos, éstos tendrían que volver al Pleno del Congreso, para que decida si mantiene o revoca los cambios o, en su caso, levanta el veto.  

Pero si la Cámara Alta no incluye modificaciones, como es intención del Gobierno, los Presupuestos Generales del Estado de 2022 quedarían definitivamente aprobados, y listos para ser publicados en el Boletín Oficial del Estado y entrar en vigor. 

Enmiendas por 295 millones en el Congreso

El Ejecutivo de coalición formado por PSOE (120 diputados) y Unidas Podemos (34, al no haberse sustituido el escaño de Alberto Rodríguez) logró sacar adelante este jueves las votaciones decisivas en el Congreso con sus 154 diputados actuales las nuevas cuentas públicas con el apoyo de ERC (13), PNV (6), Bildu (5), PDeCAT (4), Más País-Equo (2), Compromís (1), Nueva Canarias (1) , Teruel Existe (1) y el Partido Regionalista Cántabro (1). Los 159 votos en contra fueron los de PP, Vox, Ciudadanos, Junts, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria, mientras que el BNG se ha abstenido.

Pero los apoyos a los Presupuestos en el Congreso no le han salido gratis al Gobierno, y es que a cambio ha tenido que aceptar la introducción de numerosas cesiones a los distintos partidos mediante 201 enmiendas parciales finales agregadas al proyecto que han supuesto la movilización de un total de 295,5 millones de euros, de los que 85 millones se destinan a Cataluña y País Vasco, mientras que siete comunidades (Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, La Rioja, Andalucía, Extremadura y Asturias) y Ceuta y Melilla se quedan fuera de los cambios.

Los cambios totalizan 295,5 millones, según los cálculos realizados por el PP facilitados a Economía Digital. Por partidos, la mayoría de las partidas las han logrado ERC y PDeCAT (43 millones), PNV (42 millones), Bildu (27,8 millones) y Nueva Canarias (97 millones). En menor proporción para Teruel existe (17 millones) y Compromís (13 millones).

Del total, 13 enmiendas se dirigen a Aragón por importe de 17,7 millones; 46 enmiendas a Canarias por 97,45 millones; 86 enmiendas a Cataluña por 43,5 millones; otras 40 enmiendas para el País Vasco con 41,9 millones y otras cinco a Comunidad Valenciana por 13,3 millones. Otras cinco enmiendas introducidas se dirigen a Cantabria, por 2,1 millones; otras cuatro enmiendas van para Madrid, con 2,48 millones, y también se introduce una iniciativa para Murcia por importe de un millón de euros.

Las cesiones a ERC, PNV y Bildu

Entre las principales cesiones introducidas en el Congreso destaca el acuerdo con ERC para la inclusión en la nueva Ley Audiovisual de una cuota del 6% para el contenido en lenguas cooficiales del total ofertado por las plataformas audiovisuales. De cada 100 películas ofertadas en las plataformas, el 30% serán producciones europeas y, además, el 6% del total – el 20% de las europeas-tendrán que ofrecerse en catalán, gallego o euskera.

También se ha aprobado una enmienda transaccional acordada con el Gobierno, que parte de una enmienda conjunta entre ERC, EH Bildu y BNG por la que se crea un fondo de 10,5 millones de euros de apoyo a la producción audiovisual en catalán, euskara y gallego. El Gobierno también ha concedido al Govern 30.000 euros al Instituto de Estudios Aranés o Academia Aranesa de la Lengua Occitana para incorporar también el occitano, tal y como se comprometió Aragonès en toda Cataluña.

Los republicanos catalanes junto a Eh-Bildu han introducido también un plus para los prejubilados con carreras de cotización de 40 años que cobren menos de 900 euros, al tiempo que los Mossos d’Esquadra y los agentes rurales se equiparen en otros cuerpos de seguridad como la Ertzaintza y se jubilen anticipadamente a los 60 años.

En Memoria Democrática ERC consigue suprimir la partida consignada para las reformas de mejora de las instalaciones de la Jefatura de Vía Laietana, por lo que no habrá reformas. También se trasnfieren 10 millones a CCAA y ayuntamientos para la compra de vivienda a la Sareb para destinarla a alquiler social.

En cuanto a infraestructuras se transferirá la gestión en la Generalitat la B23 y la B30, así como 1,6 millones de euros para compensar la eliminación de peajes al AP7 y el AP2. Además, se invertirán hasta 5,7 millones de euros para mejoras en sostenibilidad de vías de tráfico y en carriles BUZO-VAO. A finales de este mes de noviembre, se iniciarán los trámites para iniciar el traspaso de cercanías en la Generalitat, entre otras reivindicaciones en otras materias.

Por su parte, Bildu ha dado su ‘sí’ a los Presupuestos a cambio de asegurar la emisión de ETB-3 (un canal íntegro en euskera y con contenidos infantiles) en todo el territorio de Navarra, así como una partida de 500.000 euros para la digitalización y gestión inteligente de los medios audiovisuales que se editan en euskera; la suspensión del procedimiento de desahucio y de los lanzamientos para hogares vulnerables en la próxima tramitación parlamentaria de la ley de vivienda y un fondo inicial de 25 millones para indemnizar a las víctimas de amianto en un máximo d dos meses, entre otros.

En lo relativo a PNV, la formación vasca ya consiguió el acuerdo para asumir la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y ha logrado una mejora en la prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, una ayuda que se extenderá desde los 18 años hasta los 23, así como medidas en infraestructuras en lo relativo a Alta Velocidad.

El Pleno también ha incluido la exención en Canarias. de la aplicación del mínimo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades a instancias de Nueva Canarias.

Del paso de las cuentas por el Congreso también destaca una enmienda de Junts, aprobada con los votos variopintos de PP, Vox, Ciudadanos, ERC, Ciuddanos, EH-Bildu y Coalición Canaria, para la creación de un nuevo fondo extraordinario Covid-19 de 9.362 millones de euros para compensar a las comunidades autónomas los efectos de la pandemia, pero Hacienda sostiene que es “inaplicable” aunque se quede en el texto