Seat sufre una pérdida operativa de 290 millones por la crisis del coronavirus

La marca española de automoción ha vendido un 30,3% menos de vehículos que en 2019

La crisis económica del coronavirus ha impactado de lleno en los resultados de Seat. La compañía de automoción ha registrado una pérdida operativa de 290 millones de euros hasta septiembre. Un dato que contrasta con el beneficio de 248 millones que llegó a alcanzar el año anterior, cuando todavía no había aparecido la Covid-19.

La cifra de negocio de Seat durante los tres primeros trimestres de 2020 se ha situado en 6.043 millones de euros. Es un 31,5% menos, con respecto a los 8.820 millones que la empresa de automoción contabilizó en el mismo periodo del año anterior.

En un año marcado por la caída del consumo, la compañía ha logrado vender un total de 316.900 automóviles. Las ventas han caído un 30,3% en comparación con 2019, cuando se dio salida a 454.800 vehículos en todo el mundo.

Seat empieza a recuperar el pulso en el tercer trimestre

A pesar de que el balance de los nueve primeros meses del año es profundamente negativo, Seat ha comenzado a ver la luz al final del túnel en el tercer trimestre del año. Entre julio y septiembre, la compañía de automoción ha moderado sus pérdidas hasta dejarlas en apenas 20 millones de euros. En ese periodo las ventas cayeron un 12,1% con respecto al año anterior.

Septiembre ha sido el primer mes desde que se inició la pandemia en la que Seat ha comenzado a recuperar sus ventas de automóviles que han crecido un 0,6%. Es el mejor mes de septiembre de la historia de la compañía, superando incluso el récord del 2019.

Con estos mimbres, la empresa de automoción sigue trabajando para tratar de crecer en Europa y enderezar sus cuentas cuando el continente se prepara para hacer frente a la segunda ola de contagios. El lanzamiento de nuevos vehículos como el Cupra Fomentor, un SUV español con el que pretenden competir con otros modelos de éxito del sector de Mazda, Hyundai o Skoda, es uno de sus grandes caballos de bajalla para la recuperación económica. 

Paralelamente, darán salida a las versiones híbridas eléctricas enchufables del Seat León y del Cupra León. Dos puntas de lanza para mejorar sus cuentas en un sector que exige cada vez más medidas medioambientales.