El sector del gas exige rebajas fiscales como las de la electricidad por la crisis energética

La Asociación Española del Gas lamenta que el Ejecutivo haya dejado de lado "al consumidor vulnerable gasista"

Crisis energética: el sector del gas exige rebajas fiscales como las de la electricidad./ Pxhere

El sector del gas ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez que implante rebajas fiscales como de las que disfrutan los clientes de electricidad para amortiguar las facturas en medio de la crisis energética

El Ejecutivo ha tomado medidas temporales como la rebaja del IVA del 21 al 10% o un recorte en el impuesto sobre la electricidad del 5,11 al 0,5%. Pero no hay ni rastro del apoyo a los clientes de gas natural -más de ocho millones en España- por lo que desde la Asociación Española del Gas (Sedigas) han reivindicado ayudas fiscales. 

El presidente de este organismo, Joan Batalla, ha asegurado en declaraciones a ABC que entiende la preocupación por el consumidor vulnerable eléctrico, pero ha recalcado que se ha dejado de lado «al consumidor vulnerable gasista». 

«Hubiera sido razonable una rebaja del IVA también en la factura del gas, como se ha hecho en Italia»

Joan Batalla, presidente de Sedigas

“Hubiera sido razonable una rebaja del IVA también en la factura del gas, como se ha hecho en Italia, donde se ha bajado ese impuesto hasta el 5% para los consumidores domésticos”, ha apuntado. “También se ha bajado el impuesto especial sobre la electricidad y valoramos que se haga lo mismo con el de hidrocarburos”, ha añadido. 

Sedigas pide al Gobierno vales directos para los consumidores

Sedigas ha subrayado que el gas es uno de los “escasos” suministros básicos de los hogares que se mantienen al tipo máximo de IVA (21%), frente a otros suministros como el agua y la electricidad, que tienen el 10%. “Y seguirá soportando en su integridad el tipo vigente del impuesto especial de hidrocarburos (0,234 céntimos euro por kilovatio hora)”, han insistido desde la organización. 

Batalla ha recordado que la Comisión Europea recomienda, ante esta situación, que los gobiernos ayuden a los consumidores con más dificultades a través de vales directos que pueden financiarse con los ingresos del mercado de emisiones. Además, desde Europa también se ha aconsejado la autorización del aplazamiento provisional de las facturas y la rebaja de los impuestos para ciertas categorías de consumidores.