Acciona reclama que las energías renovables queden fuera del impuesto a las eléctricas

Entrecanales emplaza al Gobierno a "cuidar la estabilidad regulatoria" y a evitar "los mensajes fiscales desincentivadores" de la inversión

GRAF8778. LLOSETA (ISLAS BALEARES), 14/03/2022.- El máximo responsable de Acciona, José Manuel Entrecanales, durante su intervención en la inauguración de la primera planta del sur de Europa que fabrica hidrógeno para su uso como combustible exclusivamente a partir de placas solares fotovoltaicas, este lunes en la localidad mallorquina de Lloseta. EFE/CATI CLADERA

El máximo responsable de Acciona, José Manuel Entrecanales. EFE/CATI CLADERA

El presidente ejecutivo de Acciona, José Manuel Entrecanales, ha reclamado que las compañías renovables no estén incluidas en el nuevo impuesto energético que el Gobierno quiere poner en marcha. Pues, a su juicio, esta exención mandaría un mensaje incentivador del cambio de modelo energético y de instalación de renovables a gran escala.

Teniendo en cuenta que la contribución fiscal de la compañía es cuatro veces su beneficio y seis veces su dividendo, según ha aseverado Entrecanales, ha emplazado al Ejecutivo a «cuidar la estabilidad regulatoria» y a «evitar los mensajes fiscales, o de otro tipo, desincentivadores» de la inversión.

Así lo ha indicado, tanto en su discurso ante la junta de accionistas, como en una comparecencia de prensa posterior, en la que ha señalado que los inversores «no son de piedra» y que los últimos cambios regulatorios en el sector energético ya han creado «mucha incertidumbre en el universo inversor».

Además ha recordado que, desde que empezaron en los años 90, las energías renovables han sido «poco rentables».

Desincentivar la inversión

En su intervención ante la junta de accionistas, Entrecanales ha criticado además que se culpe a las renovables de «problemas que precisamente contribuyen a mitigar».

Y ha recalcado que la «aplicación de gravámenes fiscales extraordinarios a las energías renovables, especialmente a las de primera generación, de manera indiscriminada respecto a las energías convencionales, solo contribuye a elevar la inseguridad jurídica y desincentivar la inversión».

Transformación del modelo energético

Tras advertir de que, sin la inversión de «cientos de miles de millones de euros» no será posible la transformación del modelo energético, ha insistido en que, para que las empresas puedan desarrollar ese «esfuerzo inversor regenerativo», necesitan un entorno regulatorio estable.

«Necesitamos el apoyo, consenso y coordinación de y con las administraciones públicas», ha continuado en su intervención ante los accionistas, convencido de que «depende de las empresas que la creciente tendencia de sostenibilidad regenerativa se consolide o no».

«Pero sin duda este esfuerzo, este compromiso y el éxito de nuestro proyecto común dependerá en gran medida del entorno social, político y regulatorio en el que operemos», ha subrayado para luego añadir: «Este entorno puede ser un freno insuperable o un importantísimo acelerador de tendencias».