Acciona implica a Nissan en la negociación de su ERE en la Zona Franca de Barcelona

La compañía automovilística participará por primera vez en una reunión entre el comité y la dirección de su principal subcontrata

Protesta de los trabajadores de Acciona en la fábrica Nissan de Barcelona contra el ERE. EFE

Nissan participará mañana viernes por primera vez en una reunión entre el comité y la dirección de Acciona, su principal subcontrata. El motivo de este encuentro es el expediente de despido colectivo presentado por la empresa de infraestructuras, que afecta a 500 trabajadores que prestan servicio en las instalaciones del fabricante japonés en Barcelona y que ha impedido a la compañía automovilística reiniciar su actividad.

La nueva cita llega después de que los representantes sindicales y la dirección hayan acordado ampliar el período de consultas del expediente de despido colectivo, que finalizó la pasada medianoche.

La principal reacción ha sido la del Colectivo Ronda, que ha celebrado que se haya conseguido el compromiso de todas las partes, incluida Nissan, para continuar con la negociación e intentar conseguir acuerdo. Esta asociación asesora al comité de Acciona en Nissan y ha presentado la demanda por cesión ilegal de trabajadores interpuesta por más de 300 empleados.

El abogado del Colectivo Ronda, Josep Pérez, considera que el proceso “inevitablemente” se hubiera judicializado en el caso de no haber logrado dicha prórroga para las negociaciones. 

Acciona – Nissan, historia de un conflicto

El conflicto entre Acciona y Nissan llegó a raíz del adiós de la firma japonesa de Barcelona. La compañía automovilística confirmó que la capital catalana ya no estaba entre sus planes de futuro, pero sí se mantendría allí unos años más.

Pero su anunció no paró a Acciona, la principal subcontrata de Nissan. El grupo de los Entrecanales rompió de forma anticipada y unilateral el contrato con la multinacional japones, a pesar de que expiraba en marzo de 2021.Y no solo eso. También decidió despedir a sus 500 trabajadores, por lo que Nissan no podía reactivar su actividad.

Acciona bloqueó el reinicio de la actividad de Nissan

Ahora, a falta de horas para la nueva reunión, Pérez ha recordado que “Nissan sigue teniendo la llave que sirve para desencallar el conflicto, puesto que se está demostrando que sus fábricas no pueden funcionar sin los 500 trabajadores” de Acciona.

Por su parte, Juanma Seco, miembro del comité de empresa de Acciona en Nissan, ha destacado de la importancia del paso adelante de Nissan. Considera que acceder a participar en la reunión les hace albergar “cierto optimismo”.

“Es imprescindible que ambas empresas asuman sus responsabilidades en relación a las 500 personas que pueden perder su trabajo mientras se mantiene la absurda situación de que las plantas de Nissan continúan paralizadas y se demora el retorno a la actividad productiva, porque esos trabajadores son imprescindibles para retomar la fabricación de vehículos”, ha señalado.

El conflicto radica en que el comité de Acciona reclama el mismo trato para los trabajadores de esa empresa que el que se ha dispensado a la plantilla de Nissan. Lo que piden, en esencia, es poder participar en los futuros procesos de reindustrializción que se lleven a cabo para poder así mantener los puestos de trabajo.