Patrocinado por

Adif aprovechará su red de fibra para explorar el 5G tras la subasta de verano

La compañía quiere poner en valor su red de fibra en un momento en el que existe apetito inversor por los activos de telecomunicaciones

Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif.

Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif.

Al 5G no solo se subirán Telefónica, Orange y Vodafone. La necesidad de armar las infraestructuras de telecomunicaciones en España pasa por buscar socios y alianzas. En este sentido, Adif, el gestor de infraestructura ferroviaria, quiere poner en valor su red de fibra tras la subasta del 5G para llegar a acuerdos con las diferentes telecos españolas.

La jugada pasa por conectar con su fibra las torres y antenas que se instalarán en las diferentes ciudades españolas cuando esté listo el 5G SA (Stand-Alone)  — ahora mismo se comercializa un 5G que no es real— , la nueva red que permitirá tener conectados muchos más dispositivos, como el coche autónomo, más allá de móviles.

Pero esta nueva tecnología también requerirá muchos más emplazamientos, sobre todo antenas y microceldas. El motivo es que las frecuencias más altas, como las que se utilizarán para el 5G SA, permiten trasladar muchas más información, pero no viajan tan lejos como las señales de baja frecuencia, por lo que son necesarias más antenas que estén juntas para dar la cobertura.

El movimiento de Adif llega en un momento preciso y en el que ha quedado demostrado que existe apetito inversor por este tipo de activos. Dos ejemplos: la compañía de telecomunicaciones Cellnex no deja de crecer por Europa a base de adquisiciones de emplazamientos vitales para el 5G y Telefónica vendió recientemente a múltiplos récord a American Tower las torres que tenía en España con Telxius.

A la espera de la subasta 5G

Adif esperará al desarrollo de la próxima subasta de 700 megahercios de 5G, muy importante porque será la que permitirá que la cobertura llegue más lejos y penetre mejor en el interior de los edificios. Pese a estar programada para mucho antes, será el mes de junio el elegido. Está previsto que operadores como Telefónica, Orange y Vodafone participen y, muy a su pesar, hagan un importante desembolso por el espectro.

La clave para la compañía dirigida por Isabel Pardo de Vera, de acuerdo a las fuentes del sector, está en los requisitos de cobertura para los participantes. La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, adscrita al Ministerio de Economía, dará un margen de tiempo determinado para que los operadores desplieguen la red 5G en diferentes poblaciones, diferenciando entre número de habitantes (50.000 o 20.000), capitales de provincia o grandes ciudades. Este esfuerzo invita a pensar que quizá es más inteligente apoyarse en gestores de infraestructura que ya hayan desplegado fibra en el pasado.

Hay que apuntar que Adif cuenta con fibra óptica desplegada por todo el territorio de aproximadamente 14.000 kilómetros cuadrados y gran parte de la red está gestionada junto a Reintel, filial de Red Eléctrica (hasta el próximo 2034). Así, la compañía española puede decidir si explorará este tipo de acuerdos comerciales acompañado o en solitario.

En la casa llevan tiempo en contacto con distintos operadores para buscar acuerdos comerciales que encajen a ambas partes. De momento, en Adif ya se han lanzado a la caza de una consultora experta que le asesore en el mercado telco y le ayude a poner en valor sus activos para poder rentabilizarlos.