Ardian y GIP presentan una oferta por Suez

Los fondos, uno exsocio de Abertis y el otro socio de La Caixa en Naturgy, se postulan para comprar la propietaria de Agbar como alternativa a Veolia

Bertrand Camus, consejero delegado de Suez. Getty Images

Bertrand Camus, consejero delegado de Suez. Getty Images

Suez tiene a su caballero blanco. Los fondos Ardian y GIP han presentado una oferta por el grupo francés propietario de Agbar, que logra así una alternativa a Veolia, cuya propuesta fue considerada hostil por el consejo de Suez.

El grupo galo de gestión de aguas informó este domingo que los dos fondos citados presentaron una oferta a 18 euros por acción, el mismo precio que Veolia se comprometió a ofrecer, que valora Suez en 11.300 millones. El consejo de Suez, reunido de forma extraordinaria, recibió de forma unánime la propuesta como favorable.

Y es que la cúpula de la multinacional, que era contraria a ser comprada por Veolia, ya tiene lo que quería: una oferta que compita con este grupo o le obligue a negociar y aleje el fantasma de la absorción, lo que podría suponer la desaparición de Suez.

Bertrand Camus, consejero delegado de Suez, no escondió sus intenciones y aseguró que gracias al apoyo de Ardian y GIP, la compañía “propone la apertura de un diálogo constructivo con Veolia para encontrar una solución coherente con la estrategia de ambos grupos”.

El conflicto en Suez y el papel de La Caixa

El conflicto en Suez arrancó con la venta del 29,9% de la empresa por parte de Engie a Veolia. La cúpula de la compañía propietaria de Agbar era contraria a la misma pues ambos grupos son rivales y pone en peligro su futuro. Es por eso mismo por lo que Engie, empresa pública, vendió: el Elíseo quiere crear un campeón nacional.

La intención de Veolia tras convertirse en primer accionista de su competidor es presentar una opa por el 100%, a 18 euros por acción, el mismo precio que pagó a Engie. Desde el principio, Camus y el consejo de Suez se han opuesto a esta opción u han buscado a su caballero blanco, que ahora han encontrado en Ardian y GIP.

Se da la coincidencia de que ambos fondos son, o han sido, socios de La Caixa, accionista de Suez con un 5,9%. GIP tiene un 20% de Naturgy, de la que Criteria controla el 24,8%, mientras que Ardian ha sido socio de Abertis, cuando Isidro Fainé la controlaba, en algunas concesiones.

La Caixa siempre ha sido aliada de Suez, desde que le vendió primero una parte de Agbar y luego el 100%, y de hecho Ángel Simón, hombre muy cercano a Fainé, es vicepresidente del grupo galo, además de presidente de la compañía barcelonesa de aguas.

En este conflicto, sin embargo, se está manteniendo al margen. Fainé renunció al consejo de Suez a finales del año pasado. Según la versión oficial, por la carga de trabajo que tiene. Sin embargo, también estaría negociando el futuro de Agbar: Suez la puso en venta y el grupo catalán querría liderar esa operación.