Bizum logrará beneficios por primera vez en su historia: ganará más de un millón en 2021

Los accionistas, los principales bancos del país, tienen que decidir si distribuyen dividendos o reinvierten para seguir creciendo

Dos usuarios abren su aplicación de Bizum.

Dos usuarios abren su aplicación de Bizum.

Bizum cumple con su plan de negocio y por primera vez, después de cinco años en funcionamiento, cerrará con beneficios. En concreto, prevé ganar más de un millón de euros este 2021. La solución de pagos, que permite transferir dinero cuenta a cuenta mediante el móvil en menos de cinco segundos, ya ha conquistado a más de 18 millones de personas en España. 

El proyecto se lanzó al mercado en octubre de 2016 con el respaldo de 27 bancos españoles a los que después se fueron sumando más. Según los últimos datos disponibles ya hay 32 bancos adheridos y esto supone una cuota de mercado del 99%. 

Cerraron 2016 con 380.000 usuarios y solo un año después ya superaban el millón. Desde entonces, el crecimiento anual ha superado los tres dígitos. Así, entre 2018, 2019 y 2020 las cuentas se han equilibrado y saneado, lo que les ha permitido que acaben 2021 con ganancias, explican fuentes financieras. 

En adelante, serán los accionistas (los bancos) quienes decidan si distribuyen dividendos o reinvierten. Actualmente, Bizum se financia con las tarifas que cobran a los bancos por usar el servicio, exactamente por el volumen de transacciones efectuadas a través de esta plataforma.

En sus cinco años, registran 707 millones de transacciones. Pero hasta la fecha no ha repercutido en el usuario, es decir, ningún banco está cobrando ni por pagos entre particulares ni en comercios. 

El director general, Ángel Nigorra, se ha pronunciado en varias ocasiones sobre si llegará el momento en el que este servicio deje de ser gratuito para los usuarios. Y ha expresado que será decisión de cada banco, ya que son ellos quienes fijan las condiciones comerciales en libre competencia.  

Los nuevos planes de Bizum 

Bizum ya se ha consolidado como un servicio de pago inmediato entre particulares, a comercios y que también permite hacer donaciones a ONGs, así que está explorando nuevos servicios, entre ellos, los pagos y cobros para empresas, el pago en compras conjuntas e incluso salir fuera de España.  

Pero a corto plazo, uno de los objetivos es lanzar una app independiente de la banca con más funcionalidades. Actualmente, Bizum funciona al entrar en la aplicación móvil de cada banco, desde donde se envía el dinero, pero ahora quieren lanzar una App Bizum con funcionalidades sociales. 

Entre ellas, planificación, gestión y automatización de gastos, o la comunicación de cada entidad con sus clientes. Además, se estudia la apertura de Bizum a otros canales y aplicaciones no bancarias, que permitan a terceros resolver sus necesidades de pagos. 

Caixabank, el mayor accionista de Bizum 

Los accionistas de Bizum son los principales bancos del país. Caixabank (tras fusionarse con Bankia) es el primero, con un 33,4% del capital social. Pero esta participación está por encima del límite pactado por los socios cuando se constituyó la sociedad.  

Ningún accionista puede ser titular de más del 24% del capital de la sociedad, según figura en los estatutos, y en consecuencia Caixabank debe desinvertir un 9,44% del capital. Los bancos con mayor participación (Banco Santander, Banc Sabadell y BBVA) tienen derecho de adquisición preferente. 

Pero como toda la banca ha mostrado interés, se repartirá proporcionalmente, detallan estas fuentes. Aunque la operación lleva meses encima de la mesa, si bien, la fusión de Caixabak y Bankia se cerró en marzo, aún no se ha llegado a un acuerdo sobre el precio de venta y se desconoce qué capital tendrá cada banco finalmente. 

Las últimas cuentas publicadas, revelan que el capital social de Bizum es de 2,34 millones de euros. Cuando se constituyó la sociedad hace cinco años el capital se compuso de unas 5,59 millones de participaciones a un euro de valor nominal cada una. Pero más tarde, se redujo su valor a 0,419 euros. 

Cristina Hidalgo