El dueño de Dia critica las sanciones a empresarios rusos fuera de su país: «No tienen sentido»

"Las sanciones a empresarios rusos no van a conseguir nada. Y con respecto a las otras, pueden funcionar solo a medias"

El inversor ruso de DIA, Mikhail Fridman. Imagen: Letterone

Míjail Fridman, el oligarca ruso que hasta el comienzo de este mes era uno de los principales accionistas de la cadena de supermercados Dia a través del conglomerado que controla esta empresa, el «holding» LetterOne Investment, ha dicho que «las sanciones a empresarios rusos no van a conseguir nada». «Las sanciones a empresarios rusos no van a conseguir nada. Y con respecto a las otras, pueden funcionar solo a medias», ha declarado Fridman en una entrevista con el diario Expansión publicada este lunes y en la que abunda en la idea de que este tipo de sanciones a empresarios rusos fuera de su país «no tienen sentido».

Míjail Fridman, quien está incluido en la lista de sanciones a oligarcas rusos impuesta por la Unión Europea (UE), ha señalado que en estas medidas «hay mucho populismo» y que al final «pueden ser contraproducentes» porque «lo que provocan es empobrecimiento y debilitan la economía en general, no solo la rusa». En el plano más personal, el empresario, al que se le atribuía una fortuna de más de 14.000 millones de dólares, ha comentado que está viviendo «cambios dramáticos» en su vida debido a las sanciones, que le han arrebatado todo lo que ha construido y que ahora, incluso, prefiere no hacer llamadas internacionales por teléfono para ahorrar.

«Legalmente he recurrido las sanciones y espero que en algún momento todo vuelva a la situación anterior pero, aunque sea así, ya nada volverá a ser igual. Es muy difícil recomponer todo como si nada hubiera pasado, es imposible», ha explicado Fridman, que ha comentado que tiene doble pasaporte, israelí y ruso y que él nació en Ucrania. Respecto a la guerra en Ucrania provocada por la invasión rusa a este país, ha declarado que está en contra, la condena y que «debe parar ya, inmediatamente».

Tras haber sido incluido en la lista de sancionados por la UE, Fridman dimitió como consejero delegado de LetterOne, «holding» que controla el 77,7% del capital de DIA. Así, la cadena de supermercados DIA ha informado en varias ocasiones de que ningún oligarca ruso ni sus socios controlan LetterOne Investment de forma individual o concertada.

También presente en Alfa Group

«Afortunadamente la operativa de LetterOne sigue, pero a nivel personal me han destruido todo lo que he construido empresarialmente. Ahora mismo no tengo ninguna capacidad para tomar decisiones en la compañía», ha insistido Fridman en la entrevista. Además de DIA, Fridman está presente en el banco Alfa Group, el grupo energético Wintershall Dea y en la compañía de telecomunicaciones Veon, entre otros sectores. Por su parte, la compañía DIA, cadena que dispone de más de 6.000 tiendas propias y por medio de licencias ubicadas en España, Portugal, Argentina y Brasil, presentó unas pérdidas de 257,3 millones de euros en el balance anual de 2021.