El ERE encubierto del Santander UK: 2.000 salidas en plena pandemia

El banco provisiona otros 293 millones de euros para hacer frente a los costes de reestructuración de este año pues habrá más ajustes

Santander UK, la filial británica del Banco Santander, cuenta ahora con 2.018 empleados menos que hace un año. Es el país europeo donde se han producido más salidas, en concreto el 50% de todos los despidos que el banco llevó a cabo el año pasado en el Viejo Continente. Le siguió España, con una reducción de 1.800 puestos de trabajo y Polonia, con 728 bajas.

La presidenta del grupo, Ana Botín, anunció el pasado mes de octubre su proyecto One Santander con el que prevé ahorrar costes de 1.000 millones de euros en España, Portugal, Reino Unido y Polonia en dos años.

Este proyecto vino acompañado de ajustes y se empezó por España y Polonia. El banco negoció entonces su mayor ERE hasta la fecha en España, el mismo ha afectado a 3.572 empleados que están saliendo del banco de manera escalonada durante este ejercicio.

Por eso, parte de las 1.800 salidas que ha habido en este periodo son parte del ERE. Asimismo, el pasado mes de noviembre el Banco Santander anunció que también habría 2.000 salidas en Polonia desde entonces y hasta 2022.

No fue hasta el pasado 25 de marzo cuando el Santander desveló sus planes para Reino Unido, el banco ha decidido reorganizar la filial y con ello: cambiar de sede, reducir plantilla, cerrar oficinas y apostar por el teletrabajo.

En concreto, cerrará este 2021 una quinta parte de sus sucursales bancarias en el país por el buen funcionamiento de la tecnología y el trabajo en remoto. Con todo, Santander UK contará a finales de año con 111 sucursales menos, lo que implica la pérdida de unos 600 puestos de trabajo. También reubicará a otros 200 empleados y pondrá a 5.000 a teletrabajar.

Sin embargo, la entidad no desveló que ya se habían producido más de 2.000 salidas durante el pasado ejercicio. Sobre todo en la recta final del año, pues en los resultados del último trimestre el banco provisionó 171 millones para hacer frente a todos estos costes de reestructuración.

Desde el banco señalan que no todos han sido despidos, pues también hubo recolocaciones. Un cambio de normativa en Reino Unido obligó a segmentar los negocios de banca retail y banca de inversion, así que algunos empleados salieron de Santander UK hacia otras sociedades del grupo. Pero no todos, pues muchas de las salidas llegaron por el cierre de oficinas en las zonas universitarias y una reestructuración en el negocio de pymes.

Asimismo, en los resultados presentados este miércoles, el Santander ha provisionado 530 millones de euros para todos los costes de reestructuración previstos para este año, principalmente para Reino Unido, donde se desembolsarán 293 millones de euros y Portugal, donde se espera un coste 165 millones según reflejan en sus cuentas.

En Reino Unido, además de lo ya anunciado, la entidad no descarta segur haciendo más ajustes. De momento han puesto en marcha un plan de sucesión para el consejero delegado, Nathan Bostock, que se marchará del banco cuando encuentren a un sucesor.

En cuanto a Portugal, el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, adelantó este miércoles durante la presentación de resultados, que en el país luso se llevará a cabo un proceso “muy mimético” al del resto de países. Se trata de un programa de transformación para optimizar el banco y acelerar la digitalización, además de la remodelación de la red de oficinas.

El CEO también explicaba durante su intervención que actualmente, el 50% del total e las ventas del grupo son digitales y el banco debe adaptarse a lo que demandan los clientes. Por eso el proceso de reducción de plantilla no ha llegado a su fin y seguirá habiendo salidas. Al tiempo, el grupo Santander contratará otros perfiles más necesarios como ingenieros o especialistas en software.