El exCEO de Dia, Borja de la Cierva, tira balones fuera ante el juez

El expresidente de la Comisión de Auditoría dice que no tuvo conciencia de las irregularidades contables de la empresa porque los directivos las ocultaron

El exconsejero delegado de Dia se ciñó al guión esperado en el juicio contra la antigua cúpula de la cadena de supermercados. Borja de la Cierva acudió este jueves a la Audiencia Nacional a declarar como investigado por su papel en el presunto falseamiento de las cuentas de los supermercados en 2016 y 2017 y se dedicó a tirar balones fuera.

El dirigente solamente respondió a las preguntas de su defensa, el juez Alejandro Abascal y el fiscal. Según defendió, la Comisión de Auditoria no investigó las posibles irregularidades porque no tuvo indicios fehacientes de que se estuvieran produciendo. Las denuncias internas que llegaron se pidió que se revisaran y no encontraron motivos para la duda, defendió.

El primer miembro de la Comisión de Auditoría en comparecer en la Audiencia Nacional fue Borja de la Cierva. En la búsqueda de una alteración de 52 millones de euros en las cuentas de la cadena, el magistrado citó al exdirigente de la compañía por su desempeño en la comisión de auditoría, a la que llegaron denuncias internas que fueron rápidamente desestimadas.

Este jueves solamente declararon De la Cierva y Golding

Según el auto al que tuvo acceso Economía Digital el pasado 29 de octubre, la sesión debía comenzar las 10.15h de la mañana, pero se retrasó hasta pasadas las 11h. Después le siguió Richard Golding, que confirmó las tesis del dirigente.

Ambos directivos aseguraron que la Comisión de Auditoría simplemente se limitaba a analizar la información otorgada por los altos directivos; una cúpula encabezada por Ricardo Currás, entonces consejero delegado, y su número 2, Amando Sánchez Falcón. Ambos son los principales investigados de la causa.

Según las fuentes consultadas por este medio, los dirigentes de la comisión no supieron explicar porque las investigaciones no se iniciaron hasta 2018, cuando la compañía presentaba algunos de los mejores resultados de su historia. Además, utilizaron razones de negocio para justificar la salida de Currás.

El viernes, jornada decisiva

Más interesante se presenta a priori la jornada de este viernes en la Audiencia Nacional. Por un cambio de agenda de última hora solamente declararon De la Cierva y Golding, pues la comparecencia de Juan María Nin, también miembro de la comisión se aplazó un día. Al antiguo consejero delegado de Caixabank le seguirán María Luisa Garaña y Julián Díaz, también integrantes del comité.

Sin embargo, el foco de interés está puesto en las declaraciones de Carlos Peregrina y María Lacarra, los dos socios de la auditora durante los años en los que se produjeron los delitos denunciados. 

La investigación se inició después de una querella presentada por un grupo de accionistas minoritarios asesorada por el bufete Gesico y también está personada la principal asociación de franquiciados de la organización, Asafras.