Endesa desafía a Iberdrola en el negocio de recarga de coches al que obliga el Gobierno

Las dos grandes eléctricas no quieren perderse un negocio que será clave en el futuro

Endesa

Para el 1 de enero de 2023 el Gobierno establece la obligatoriedad de instalar puntos de recarga de baterías de vehículos eléctricos de acceso público en aparcamientos no residenciales privados. La fecha se echa encima, y son muchas empresas las que pujan por este interesante negocio desde todos los sectores implicados; aunque hay algunas, caso de las eléctricas, que tienen una especial motivación. Es el caso de Endesa e Iberdrola, que llevan su pugna por la instalación de puntos de recarga a todos los niveles.

El contexto de esta situación viene marcado por el Real Decreto-ley 29/2021 aprobado a finales de 2021 que define la obligatoriedad de instalar un punto de carga por cada 40 plazas de parking en todos los aparcamientos no residenciales privados que tengan más de 20 plazas.

Además, se deberá disponer de un punto de carga extra por cada 40 plazas disponibles; es decir, un parking para más de 40 vehículos tendrá dos cargadores, uno para más de 80 ofrecerá tres, y así sucesivamente. También se añadirán estaciones de carga en los aparcamientos de más de mil plazas por cada 100 espacios.

La lista de aparcamientos que deberán adaptar sus áreas de estacionamiento a la nueva normativa antes del 1 de enero de 2023 incluye, entre otras, zonas privadas de aparcamiento de pago; centros de trabajo, fábricas y oficinas; supermercados y centros comerciales; hoteles y restaurantes; hospitales y otros centros sanitarios; centros educativos, como universidades o colegios; y centros de espectáculos y ocio.

Ante esta situación, la compañía dirigida por José Bogas quiere posicionarse como uno de los referentes en el despliegue de puntos eléctricos de recarga. Así, fuentes del sector aseguran a ECONOMÍA DIGITAL que este RD va a impulsar mucho todo el asunto de las infraestructuras de recarga de acceso público.

Por lo que respecta a Endesa, tal es la importancia de esta cuestión que tienen preparada la división Endesa X Way para el desarrollo de toda la infraestructura necesaria. De hecho, fuentes cercanas de la compañía confirman que llevan un tiempo trabajando para ser uno de los principales actores en este segmento.

Destacan los acuerdos que tienen con Saba y Parkia, así como otras compañías del sector de la logística de aparcamientos, con los que han llegado a importantes acuerdos para ser socios en el desarrollo de los cargadores, mientras los otros ponen el conocimiento del sector.

Endesa e Iberdrola se enchufan

En este sentido, ambas compañías serán dos de los principales actores en este ámbito durante los próximos años. En el caso de Iberdrola, recientemente ha anunciado que invertirá 150 millones de euros en el desarrollo de infraestructura para el vehículo eléctrico, con la instalación de unos 50.000 puntos de recarga, de los cuales 2.500 serán públicos, para 2024.

Desde la compañía explican que estos cargadores de 200 o 400 kilovatios podría ayudar a «no limitar el vehículo eléctrico» al transporte urbano, además de que el precio «es mucho más reducido» que el de los carburantes de petróleo,  con un gasto de seis o siete euros por cada 100 kilómetros. Actualmente, la compañía española posee el 20 % de este tipo de cargadores en España. Además, la empresa presidida por Ignacio Galán fomentará los puntos particulares bajo la tarifa especial para el vehículo eléctrico de carga nocturna, con un coste medio de 50 céntimos para 100 kilómetros.

La compañía energética ha reclamado también una «agilización de los permisos» para poder instalar puntos de recarga en las gasolineras, ya que «permitiría reducir los tiempos de instalación», y ha puesto de ejemplo que, en su caso, tienen «más de 2.000 puntos en tramitación».

Raúl Masa