Factorenergia emplea el blockchain para monitorizar en tiempo real el autoconsumo

A través de un dispositivo que se integra junto con la aplicación de la comercializadora energética, el sistema proporciona información detallada a cada usuario

Presentación de Factorenergia y Blockchain Digital Energy. Foto: Jordi Play/Tinkle.

Presentación de Factorenergia y Blockchain Digital Energy. Foto: Jordi Play/Tinkle.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Factorenergia ha sumado fuerzas con Blockhain Digital Energy para desarrollar una tecnología que monitoriza y registra los datos generados por las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico en tiempo real. A través de este sistema, que utiliza el blockchain, se proponen facilitar la toma de decisiones por parte de los consumidores en cuanto a la eficiencia energética, pero sobre todo generar confianza y transparencia en el mercado del autoconsumo colectivo para que los usuarios puedan fiarse de las lecturas.

Bajo el concepto de «notario digital», el sistema propone empoderar al usuario para que adecúe su consumo energético para obtener el mayor ahorro, además de brindarle la información de forma individualizada, ya que una de las principales problemáticas que presentan las instalaciones de autoconsumo colectivo es que se presentan los datos de forma grupal.

«Es la primera vez en la historia que se tokeniza la energía», ha destacado el CEO de Factorenergia, Emili Rosaud, quien también ha hecho hincapié en que actualmente la tecnología presentada «no existe en el mercado». A su vez, el CEO de Blochain Digital Energy, Henry Daunert, ha destacado que se trata de «la primera vez que se lleva a cabo un proceso de digitalización de la energía con tecnología blockhain» y ha enfatizado la multitud de posibilidades que «aún no somos capaces de imaginar».

Adecuar el consumo energético

La iniciativa, que permite hacer un seguimiento en tiempo real del rendimiento, está dirigida tanto a las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico tanto individuales como las colectivas, como edificios, comunidades residenciales o complejos industriales. A través de un dispositivo que se integra junto con la aplicación de la comercializadora energética, el sistema proporciona información detallada a cada usuario.

Mediante el programa se puede observar la cantidad de energía importada o exportada a la red en las distintas franjas horarias, así como obtener un informe de la operación. Precisamente, la tecnología blockchain permite garantizar que la información aportada es «inmutable» y «perenne», lo que aportar una mayor fiabilidad, de la misma manera que la securización y encripctación de los datos de cada individuo en el sistema.

Consultando la información disponible en la aplicación, los usuarios pueden mover el consumo más intensivo de energía a los momentos en los que les sea más beneficioso. Por ejemplo, pueden optar por poner la lavadora, hacer la comida o enchufar a cargar el coche cuando se estén utilizando los excedentes de energía, para rebajar la factura energética.

Proyectos en curso

La tecnología desarrollada se ha comenzado a aplicar en la urbanización residencial de La Mallola, situada en la localidad barcelonense de Esplugues de Llobregat. Con catorce instalaciones de autoconsumo colectivo y una potencia pico de 511,11 kW se da servicio a 159 vecinos.

Otro de los ámbitos donde se está utilizando es en la industria. Una muestra de ello es la instalación de autoconsumo individual trifásica con una potencia pico de 80 kWp implementada en una nave situada en el parque industrial Almeda en Cornellá de Llobregat, un municipio de la provincia de Barcelona.

Uno de los casos más paradigmáticos, sin embargo, es el del Instituto Torrent dels Alous y los Juzgados de Rubí. Ambos edificios, propiedad de la Generalitat de Catalunya, comparten la energía generada en los paneles instalados sobre el tejado del centro educativo. A través del programa, pueden optimizar el consumo, pero también asignarse la energía según sus necesidades.

Así, la producción de energía del centro educativo en el transcurso del fin de semana, cuando cierra sus puertas a los alumnos, puede ser consumida por los juzgados, que se mantienen abiertos esos días.

Un abanico de posibilidades

Próximamente, ambas compañías se proponen lanzar el escaneo de usos energéticos, que permitirá al usuario saber cuál es el consumo de cada uno de los elementos conectados al suministro durante un periodo concreto. Además de contar con la posibilidad de compararlo con otros momentos también podrá identificar oportunidades de ahorro, por ejemplo, analizando si el consumo de un electrodoméstico es similar al del resto de usuarios.

Otra de las oportunidades que presenta la tecnología es la energía ‘peer two peer’. De esta manera, en lugar de vender el excedente a la comercializadora, podrían cederlo a familiares o amigos, o bien, a otros usuarios de la red a un precio que sea conveniente para ambos.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp