Fitch rebaja la calificación de Aena tras el recorte de los alquileres

La agencia de calificación hace caer un peldaño a la empresa pública después de que el Congreso acordara un hachazo de 1.500 millones a sus ingresos

Aeropuerto de Aena

Fitch rebaja la calificación de Aena tras el recorte de sus ingresos por los alquileres. En la imagen, un aeropuerto español.

El recorte de los alquileres sigue pasando factura a Aena. Fitch ha rebajado ahora la calificación de la empresa pública hasta el nivel A-, un escalón por debajo de su anterior evaluación, como consecuencia de la caída de los ingresos que desencadenará la nueva normativa aprobada por el Congreso de los Diputados.

La iniciativa impulsada por la oposición provocará un agujero en las cuentas del gestor aeroportuario de unos 1.500 millones de euros a medio plazo, porque se verá obligado a reducir el monto que recibe de los comercios y de los restaurantes que figuran como inquilinos para adaptar la renta al flujo actual de pasajeros.

La agencia de calificación ha advertido que la aprobación del Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) limitará las posibilidades de Aena de impulsar su economía durante los próximos cinco años tras la crisis de la Covid-19, ya que ha detectado una “escasa visibilidad de la recuperación de los ingresos”.

La propuesta acordada en el Parlamento ya provocó un fuerte impacto en las acciones de Aena que se desplomaron un 1,6% ese mismo día. Sin embargo, la empresa pública ha logrado levantar ya el vuelo y ha revalorizado su situación en la bolsa hasta situarse de nuevo en los niveles anteriores a la pandemia.

Fitch no espera que el sector aéreo se recupere hasta 2025

Fitch ha sumado a la ecuación sobre los ingresos de Aena la incertidumbre que atraviesa todo el sector aeroportuario después de la crisis económica del coronavirus. La agencia no espera que el tráfico se recupere de forma definitiva hasta el año 2025, lo que también limitará los ingresos de todas las empresas vinculadas con la actividad. Esa es la razón de que mantenga su perspectiva negativa para el gestor de los aeropuertos.

A pesar de esta valoración, la agencia de ‘rating’ ha mantenido la calificación del gestor aeroportuario todavía en un grado de inversión de “buena calidad crediticia”, aunque se encuentra ya al límite de pasar a la zona B. Fitch considera que la liquidez de Aena continúa siendo fuerte gracias a su efectivo y a las líneas de crédito existentes.