Fuga de empresas en Cataluña: la Cámara amenaza con denuncias

¿Cómo lograr el regreso de empresas a Cataluña? El soberanista Joan Canadell, presidente de la Cámara de Barcelona, se plantea ir a los tribunales

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​Joan Canadell, está estudiando denunciar ante los tribunales a algunas empresas que, a partir de octubre del 2017, trasladaron la sede social fuera de Cataluña a pesar del “incumplimiento de la ley por no tener un mínimo de estructura” en la nueva ubicación. Antes, sin embargo, quiere esperar a ver si alguna empresa retorna a Cataluña, ya que piensa que así podría suceder.

Según los últimos datos de la Asociación Empresarios de Cataluña, en el contexto de incertidumbre política originada por el procés ya son 5.400 empresas las que se han ido de Cataluña desde 2017 y un total de 7.000 desde 2012. Y esta sucesión de abandonos del territorio catalán por parte de las compañías, que incluyen sedes de bancos importantes como Caixabank o Banc Sabadell, ha continuado hasta el día de hoy. En el tercer trimestre de 2019 fueron un total de 228 empresas las que desplazaron su sede de Catalunya.

Canadell, por otra parte, no descarta dar el salto a la política, en un cargo “de acción, no de representación”, y cuando el panorama político se haya aclarado un poco más. Así lo ha apuntado en una entrevista al diario Ara medio año después de ser nombrado presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. Concretamente ocupó el puesto el pasado 17 de junio y, dentro de un año y medio, será sustituido por Mónica Roca

Canadell se postula como ‘conseller’

Aceptaría un cargo de ‘conseller’, porque tiene un cargo de representación y de acción, pero no el de presidente de la Generalitat, que “representa demasiado”. Apunta a que el cargo actual le va como “anillo al dedo” porque es un “hombre de empresa y de país, y aquí las dos cosas se encuentran”.  

“Estoy prácticamente todo el día representando a la Cámara, pero no puedo hacer muchas cosas porque no tengo tiempo; lo que me gusta es la acción, y los segundos dos años me los pasaré haciendo cosas”, explica.

El independentismo entre el empresariado catalán

Canadell también ha asegurado que los empresarios catalanes se han hecho independentistas muy mayoritariamente: “Es probable que rondemos el 60%-65%”, ha señalado. Preguntado sobre la vía unilateral de independencia de Cataluña, el presidente de la entidad ha indicado que “no es la mejor manera”.

Ha apuntado que la ruptura, si se produce, puede ser con acuerdo o sin él, pero que esta última opción no implica necesariamente la unilateralidad, sino otra vía.

No solo Caixabank y el Sabadell

Los dos grandes bancos catalanes son los casos más llamativos, pero miles de empresas han cambiado de sede, para llevarla fuera de Cataluña, en los últimos 27 meses. Una de las primeras fue Naturhouse, y le siguieron muchas otras cotizadas y empresas familiares, como Codorníu.

Entre las grandes cotizadas, la primera fue Banc Sabadell, que inauguró una huida que dejó a Cataluña con una sola IBEX, de las siete que tenía. Siguieron Caixabank y todas las que, como este banco, estaban bajo la tutela de La Caixa y Criteria: Abertis, Cellnex y Gas Natural –ahora Naturgy–. También Colonial se llevó la sede a Madrid. Solo Grifols resistió en territorio catalán.